domingo, 9 de diciembre de 2007

INFRAMAN (Hong Kong, 1975)

Director: Shan Hua. Intérpretes: Danny Lee (Inframan), Terry Liu (Princesa Dragon Mom), Hsieh Wang (Profesor Chan), Man-Tzu Yuan (hija del profesor), Bruce Le (Xiaolong)...

Síntomas: Unos seres monstruosos que viven en el centro de la Tierra deciden (no se sabe muy bien por qué) salir a la superficie e intentar dominar el mundo. Todos ellos están comandados por la malvada Princesa Dragón Mom. El profesor Chan, que dirige una estación científica, parece ser el único que tiene la clave para detener a los monstruos. Su secreto mejor guardado es la fórmula para convertir a un ser humano vulgar en un hombre biónico con poder casi ilimitado.

Diagnóstico: A mediados de los 70, la productora china Shaw Brothers estaba de capa caída. Las principales estrellas del cine de artes marciales (Bruce Lee, Wang Yu…) trabajaban para la competencia. Algo había que hacer, y había que hacerlo rápido. La decisión fue contundente: dedicarse a saquear ideas del país nipón. Por aquel entonces, uno de los grandes éxitos de la temporada en japón era una serie titulada "Ultramán", un claro antecedente de los posteriores "Power Rangers". Los chinos, que son más listos que los ídem y que te hacen una copia barata de lo primero que les llegue a las manos en un santiamén no tardaron en versionar la citada serie. El resultado este delirante “INFRAMAN”, también conocido como el Supermán Chino.

Los despropósitos ya comienzan con el nombre del héroe en cuestión: “infra” en realidad es un diminutivo con lo cual el nombrecito debería significar algo así como "menos que un hombre", jajaja... Cosas de los chinos.

Pero en fin, dejando lapsus del lenguaje aparte, lo cierto es que la película es de lo más entretenida. El comienzo ya promete con esos créditos imposibles que parecen diseñados para provocar en el espectador un ataque de epilepsia. En seguida vemos un autobús rebosante de escolares chinos que acaban despeñados por un barranco merced al primer ataque de los monstruos, capitaneados por la malvada Princesa antes mencionada, que es una mezcla de miembro de ABBA con walkiria vikinga. El elenco de monstruos con el que cuenta hacen parecer a Don Pimpón y Espinete seres de carne y hueso. Y me quedo corto.

Supongo que su estrategia incluye dominar a la humanidad matándola de risa, ya que se dedica a enviar a distintos puntos a estos monstruos de goma espuma que van desde una especie de aborto con taladro en la mano (Perforador Mutante) hasta un monstruo verde con unos movimientos sospechosamente parecidos a los de un yonki con párkinson (Planta Monstruosa). Aparte tiene un ejército de “skeletons” unos individuos ataviados con un pijama con una calavera dibujada, un casco de motorista y unas lanzas con unos bolos en el extremo que estallan al impactar con el adversario (los bolos). Como suele ser habitual en todos los esbirros de a 1€ la docena, mueren siempre a la primera de cambio.

Los diálogos son absolutamente risibles (ya sabemos lo terribles que pueden ser los chinos cuando se vuelven trascendentales) aunque, afortunadamente estos no son muy abundantes en la película. La mayoría de las veces provienen de una chica y unos niños que hasta casi el final de la peli no sabemos muy bien que pintan por ahí, ya que se dedican a pasearse alegremente por las inmediaciones del Centro de Investigación por muchos ataques de monstruos que por allí acontezcan. Las peleas de artes marciales son numerosas y en ellas, además, ya empiezan a utilizar (todavía de manera muy torpe) el sistema de cables para simular personajes que salen disparados ante una explosión o patada mortal. Todo esto aderezado con una música setentera y unos efectos especiales de lo más verbeneros.
Menos mal que el Doctor Chan consigue, ¡mediante un tratamiento de hormonas!, crear a “Inframan” un hombre biónico que cuando se transforma (tras unos segundos de música psicodélica y unos saltitos por aquí y por allá) resulta ser el perfecto defensor del planeta capaz de soltar patadas mortales o de agigantar su tamaño para aplastar a sus enemigos (aunque esto último siempre lo hace a última hora para alargar un poco el metraje de la peli). En resumidas cuentas, un divertidísimo delirio chino que hace que sus 80 minutos pasen volando.

De acuerdo que es mala con ganas, vale. Pero acostumbrados a ver bodrios que además son auténticos y aburridísimos peñazos se agradece echar un vistazo a una que es una auténtica fiesta de luces, peleas, ritmo y música machacona. Hay que verla aunque sea como experimento antropológico.
No puede perdérsela: Cualquier friki de pro.
Abstenerse: El que no esté bien provisto de sentido del humor.

video

El "Superman chino" en acción

IMDB: Inframan
Desgraciadamente, desde su salida en video en los 80, no ha vuelto a ser editada.
No obstante, y gracias a Ascormovies, corre por la mula una excelente copia en VO con subtítulos en castellano ya incrustados:
E-link: Inframan.[DVDRip][XviD-mp3][Subs.Español][1975][AscorMovies.com].avi

4 comentarios:

Basterrak dijo...

Dios mío...

Junto con "Dinosaurios Vampiros" y "Papa Noel contra los Marcianos" esta película va a ser la reyna de la próxima "Caspa-Party"

gracias por el e-link... jur jur

Quimerico Inquilino dijo...

Sin duda otros dos "clásicos" de la estupidez que merecen la pena entrar aquí.
De nada, basterrak...
A mandar!

obliterator dijo...

Chinos piratas.

Igualmente se ve graciosa y el kung fu no es tan malo. La bajaremos.

Fermin Gomez dijo...

Corre por la mula una versión de un tal nazgull que está en español de España. ¡Hay que bajársela!