lunes, 5 de mayo de 2008

SALÓ o Las 120 Jornadas de Sodoma (Italia, Francia, Alemania,1975)

Director: Pier Paolo Pasolini Intérpretes: Paolo Bonacelli (el Duque), Giorgio Cataldi (el Obispo), Umberto Paolo Quintavalle (el Magistrado), Aldo Valletti (el Presidente), Caterina Boratto (Señora Castelli), Elsa De Giorgi (Señora Maggi), Hélène Surgère (Señora Vaccari), Sonia Saviange (la pianista), Sergio Fascetti (víctima), Bruno Musso (víctima), Renata Moar (víctima), Antiniska Nemour (víctima), Giuliana Melis (víctima)...

Síntomas: La acción transcurre en un castillo del Norte de Italia, a orillas del lago Di Garda, durante la efímera República de Saló, que señaló el fin del régimen fascista de Benito Mussolini. Allí cuatro representantes de los poderes (patriarcales), iglesia, política, justicia y finanzas, se dedican a vejar y a torturar salvajemente a un grupo de adolescentes masculinos y femeninos para liberar la pulsión homicida de su aberrante voluntad de poder. Un monumental catálogo de perversiones sexuales, que incluye la coprofagia, el incesto y toda clase de penetraciones varias, acompañado de un notable surtido de torturas como la castración, la extracción de ojos, en definitiva, las mutilaciones más dolorosas y brutales. Ver para creer.

Diagnóstico: Probablemente la película más brutal y difícil de ver de todos las que vaya a presentar en este blog. Una patada directa al estómago que deja varios días en la retina del espectador imágenes difíciles de olvidar.
A pesar de ello, “Saló” está lejos de ser una mera explotación que juegue con el morbo del que se acerque a esta película algo despistado. Crítica despiadada al fascismo pero también a la situación política de la Italia de la época, la Italia de los Años de Plomo, donde el terrorismo, la inseguridad y la corrupción institucional hacían estragos. Pasolini se atrevió a denunciar con esta película y sin tapujos a todos ellos. Pago caro su locura; un comunista homosexual e (para colmo) intelectual, no tenía cabida en aquella Italia (y dudo que en la actual de Berlusconi). No llegó a ver estrenada su obra: murió apaleado en extrañas circunstancias nunca suficientemente aclaradas en un barrio de la periferia de Roma.

Para una crítica tan brutal, Pasolini se sirvió de la novela de Sade “Las 120 Jornadas de Sodoma” que, curiosamente, se trata también de su novela más provocativa y la que tuvo que padecer un ostracismo crítico más duradero. Donatien-Alphonse François (1740-1814), más conocido como Marqués de Sade ha generado tanta o más literatura que la que él mismo escribió. Es cierto que su imaginación dio relatos más que crudos (“Justine”, “Juliette”, “La Filosofía del tocador”, etc…) pero no lo es menos que dicho Marqués distó mucho de la personalidad “sádica” que todos parecen atribuirle. Para muestra un botón: liberado tras la revolución francesa, a pesar de su condición de noble, fue tomado como un héroe izquierdista (si en aquella época tenía sentido el término) al ser hallado en la Bastilla. Inmediatamente, se le asignó un puesto como Juez para poder guillotinar libremente a quien se le antojara. A los pocos meses fue destituido: no había condenado a ninguno de los acusados que se les presentaba. Y ello a pesar de que presentaron ante él a su propia suegra, la que precisamente había logrado que lo encerraran en la famosa cárcel por sus continuas infidelidades y humillaciones a los que había sometido a su esposa.
A Pasolini también se le acusaba de ser un vicioso y un depravado. Evidentemente, su condición de homosexual en la Italia de los 70 no ayudaba a su causa. Quien no conozca su figura y obra (grandísimo poeta, dramaturgo y cineasta) y su primer acercamiento sea esta película va a tener ese concepto de él. Nada mas lejos de la realidad. Lejos de ello, era un hombre refinado, culto y bien concienciado con las causas sociales.


Saló o los 120 días de Sodoma es un fílm límite. Pasolini, realizador proclive a desdeñar la técnica cinematográfica en aras de un mayor acercamiento a lo poético, emplea en su última película una mirada geométrica sobre el espacio del infierno. Su dirección es fría, con planos secuencia durísimos, por lo general lejanos, haciendo que los actores permanezcan inmóviles a excepción del foco de atención de la narración. Pasolini no tiene compasión, no deja respiro al espectador, no hay nada a lo que se pueda amarrar este ante tanto horror. Desmembramientos, sodomizaciones, quema de genitales, descabellamientos en directo, todo supera nuestra imaginación. A mí, personalmente, se me hacen especialmente duras las escenas de coprofagia, de un realismo difícil de soportar. Por momentos crees estar viendo una película snuff, tal es la perfección técnica de las atrocidades aquí mostradas.
El hecho de que utilice a actores desconocidos casi en su totalidad hace más real aun si cabe el relato. Pasolini logra su objetivo.

Cuando vi por primera vez este fílm yo era todavía un pardillo con granos de acné en la cara. Había oído hablar de la peli y me disponía a verla pensando ingénuamente “no puede ser tan fuerte”. No logré acabarla. En mi bisoñez cinéfila, me sentí ultrajado, violentado ante los abusos que continuamente sufrían las inocentes víctimas de la película. Años después por fin pude terminar de ver una copia íntegra y entonces comprendí lo que Pasolini quería: A través de un brutal realismo, unas imágenes de extraña y morbosa belleza y una puesta en escena falsamente naturalista, el autor de "Las mil y una noches" y "Edipo Rey" nos obliga a adoptar el punto de vista del libertino que se deleita con el sufrimiento ajeno de unas víctimas pasivas que en ningún momento se rebelan. Un estilo seco, descarnado, no permite la indiferencia del espectador, que se ve abocado a participar de un repugnante festival de sexo y muerte.
Lo realmente triste, lo que verdaderamente coloca esta película en los rincones más demenciales de la historia del cine, es que aun vista hoy día (ya acostumbradas nuestras retinas a imágenes mucho más brutales servidas en televisión) todavía su discurso nos acompañará durante varios días porque su vigencia no ha envejecido lo más mínimo. Por ello, retirero, la película continua siendo un claro ejemplo del horror en el sentido amplio de la palabra.

Trailer de la película
No puede perdérsela: Los que de verdad quieran ver un discurso potente.
Astenerse: Los que odien el cine socialmente comprometido (y los de sensibilidad delicada).
Cómo verla: Editada por Vellavisión en DVD con buenos extras que facilitan la comprensión y génesis de la película.

20 comentarios:

Mepi dijo...

Recibida la dedicacion. Gracias por tan alto honor.

PKDesignz dijo...

Increiblemente impactante, aunque algo lenta. El fondo social que tiene se encuentra un poco aletargado debido a las humillaciones y perverciones..

Hay que tener estomago para verla...

Saludoss

Quimerico Inquilino dijo...

Es inevitable que tanto horror no nos deje ver el bosque, aún así creo que siempre queda algo de ese discurso, ¡y de qué manera!
Un saludo!

Igor Von Slaughterstein dijo...

Una peli mítica por todas las razones que expoñes en tu reseña. Dura pero imprescindible.

Saludos y enhorabuena por el blog, que ya esta en mis favoritos.

Quimerico Inquilino dijo...

Gracias Igor, por tu visita y prometo devolverte la visita en breve. Tu blog pinta muy bien.
Saludos!

Basterrak dijo...

Descargando...


PD: pobre Sade perseguido por su suegra, y media Francia.

Recomiendo encareciedamente "Yo Sade" de Rafael Conte. Pseudobiografía realizada por uno de los mayores especialistas en Sade y su época. Aquí se explica porqué a pesar de que las prácticas de Sade eran muy comunes en muchos siglos antes le demonizaron al pobretico.

PD2: también es un excelente ejemplo de prácticas para potenciar el placer sexual de forma diferente. En serio.

potnia dijo...

Me voy a abdtener por lo de "de sensibilidad delicada" entre los que me incluyo, pero esta realamente me ha apetecido verla.

MuXeD dijo...

Si es lo que dices y al ser contemporaneo de Jhon Waters, esta película será del estilo de Pink flamingos. Espero que me escandalice más de lo que lo hizo esta última.

Descargando

Quimerico Inquilino dijo...

Hombre, con Pink Flamingos tiene que ver sólo el aspecto escatológico. Pero vamos, aquella es una coña marinera muy divertida y esta de reirte más bien poco...
El e-link aunque está en dos partes y subtitulado lo recomiendo: es la versión completa.
Saludos!

white dijo...

no he visto la peli, pero tendre que verlahttp://farenheit45113.blogspot.com/

Cristania dijo...

Estoy entre verla y no verla. Por un lado, me da auténtico pánico después de haber leído este post y los comentarios que habéis puesto. Pero por otro, debo ser la persona más sugestionable del mundo y mi imaginación va ahora mismo a mil por hora. Seguro que estoy siendo yo más retorcida que la peli misma. Qué me decís, ¿me arriesgo?

Quimerico Inquilino dijo...

Mujer, para conocer a Pasolini te recomendaria antes la Trilogia de la vida o Edipo Rey o EL Evangelio según Mateo...
No sé, esta es una gran pelicula pero si la ves que sea bajo tu responsabilidad... XD
Saludos!

Dr. Eric Vornoff dijo...

Impactante e impresionante película. Inolvidable, no se borra de la cabeza su visionado, y ese es su principal mérito, pese a lo desagradable de su propuesta.
Un 10 para Passolini y para este blog, muy interesante.

Rampamompo dijo...

Jeje, ya tengo una carpeta de todas las películas que has comentado en estos mares...

Lo que pasa es que no sé si arriesgarme con esta; con estos temas soy muy delicado (o muy trucha jojojo)

Veremos que tal esta...

MuXeD dijo...

Supongo que estoy curado de espanto, pero para mi gusto, no es tan fuerte como esperaba (supongo que me la habían puesto de brutal). He de reconocer que la película es fuerte, si, quizás no tanto como me esperaba, que no quita para que la película sea para mi gusto buena. Te pone tanto en el pellejo de las víctimas, como en el de los verdugos. Realmente lo consigue.

En todos los casos, esta película me ha gustado, y aun siendo cruda, me la habían puesto de insufrible (no aquí). Su manera de transmitir ciertas sensaciones es lo que la distingue del resto.

Calificada por mi (y para opinión propia y por el momento) como el "trozo de cinta más explícita e impactante, no ilegal y no gore".

Quimerico Inquilino dijo...

Estoy de acuerdo contigo. El hecho de que se hagatan cruda creo que es debido a que es unapelícula de un autor respetado y con grandes nombres en su producción. Es m´s el mal cuerpo que te deja la película en general que cualquier escena gore o escatológica en particular.
En cualquier caso cerebro que te haya gustado ;D

Anónimo dijo...

Nunca olvidare esta pelicula (por mucho que lo haya intentando!). La vi forzado por mi profesora de "Historia del Cine". Eso si, consegui taparme los ojos en mas de una ocasion, evitando que el trauma fuera mayor de lo que ya es.

No puedo negarle sus valores filosoficos y cinematograficos, pero yo lo pase muy mal (y mira que me trago el gore sin sales minerales), pero no se... la escena del banquete.... puf, no hay estomago que lo aguante.

En fin, prefiero Apocalipsis Canibal.

T.P.M.

Gloria dijo...

no funcionan los links ¿como podre verla entonces?

Quimerico Inquilino dijo...

Tienes toda la razón del mundo, Gloria. Corregido.
He puesto un e-link en castellano. Es una copia íntegra y he comprobado el enlace personalmente.
Un saludo y lamento el error!!

obliterator dijo...

La película es realmente genial, me recordó a las filmaciones de los horrores de la dictadura acá en chile, un plano lejano tomado casi furtivamente por un camarógrafo incógnito.

La ví después de leer las 120 jornadas, y debido a eso no me pareció tan fuerte, ya que el libro del divino marqués si que es gore.

Saludos.