domingo, 22 de junio de 2008

SÜPERMEN DÖNÜYOR (Turquía, 1979)

Director: Kunt Tulgar. Intérpretes: Tayfun Demir (Süpermen / Tayfun Kent), Güngör Bayrak, Esref Kolçak, Yildirim Gencer, Nejat Özbek, Reha Yurdakul, Seref Pekseker, Turgut Özatay, Kadir Kök.
Síntomas: Tayfun Kent descubre a través de los que creía sus padres, que en realidad es un ser rescatado de una galaxia lejana y que en contacto con la atmósfera terrestre adquiere múltiples superpoderes. Sólo tiene una debilidad y es su alergia a la kryptonita. Por eso una banda de malvados querrá hacerse con el mayor acopio posible de este mineral para así poder controlar al Superhombre.

Diagnóstico: Desde los años 50 y hasta finales de los 80, la filmografía turca se caracterizó por saquear argumentos e ideas de grandes éxitos internacionales (por lo general norteamericanos, claro) adecuándolos al gusto del país y con unos presupuestos paupérrimos. Así, películas como “El Mago de Oz”, “Star Treck”, “El Exorcista”, “El Jovencito Frankenstein”, “Drácula”, Star Wars”, “Conan, el bárbaro” y un largo etc, tienen su versión turca, generalmente todas ellas merecedoras de un rinconcito en este blog.

El Superman turco (la nariz es suya)

En 1978, por su parte, Richard Donner logró sorprender a todos con la versión que todos conocemos del que quizá sea el superhéroe más famoso de todos los tiempos. Los turcos no perdieron tiempo y se dispusieron a hacer su versión ¡subvencionada por el Ministerio de turismo de Turquía! Como curiosidad, decir que la titularon “Süpermen Dönüyor”, que significa en inglés “Superman Returns”, justo como ha sido titulada la última versión del personaje, dirigida por Brian Synger. Pero vamos, ahí acaban las coincidencias.
Generalmente reconocida como la más burda, ridícula y cutre versión que se ha dado del hombre de acero. Yo personalmente creo que se quedan cortos estos apelativos aunque la versión india tiene telita también.
El visionado de Süpermen Dönüyor es el equivalente a una mala ensoñación provocada por unos “Kebabs” en mal estado.
La pobreza de medios se hace evidente en el film desde el primer momento. Así, en un prólogo donde se nos introduce la historia del personaje, vemos el universo con sus planetas y estrellas que no son sino ¡adornos navideños sobre un fondo negro!

Inmediatamente se nos muestra el apacible hogar de nuestro Clark Kent turco que descubre (revelado por sus padres terrestres) que en realidad es un extraterrestre con poderes. Al darle sus padres un pisapapeles de cristal verde que encontraron junto al niño, este le guiará a una cueva donde lo arrojará (el pisapapeles) para que explote y así aparecer su verdadero padre, Jor-El, que le dará ciertas instrucciones y ese traje tan característico. Estamos lejos del glamour de Hollywood y aquí su padre adoptivo lejos de tener el aspecto de Glenn Ford parece más bien un cabrero Albanés, mientras que Jor-El no sólo no se parece en nada a Marlon Brando, sino que además le faltan varios dientes (probablemente a causa de la explosión de su planeta). En cuanto al traje, decir que aquí parece más que nunca un pijama con los calzoncillos por fuera, cremalleras en las mangas y unos calcetines rojos por botas. En cuanto al actor que encarna a Kent-Superman, bueno, es verdad que se preocupan de encontrar a alguien alto y con ojos azules; pero el chico no está precisamente musculado y da un aspecto de desgarbado cuando lleva el pijama puesto. En cuanto a sus gafas cuando interpreta a Clark Kent, parecen de estas que venden en las tiendas de artículos de broma, pero a la que se le ha quitado la nariz postiza, que para napia la que gasta el propio actor. Ver para creer.

¿Superman o Mortadelo con uno de sus disfraces?

A todo esto he de decir que la película saquea sin miramiento la mítica banda sonora de John Williams, ¡y hasta la de James Bond! Digo saquea porque, evidentemente, no disponían de los derechos de autor de la misma. Es más, dudo que dispusieran del dinero suficiente para pedir una conferencia con USA y pedir los derechos. De todos modos, el hecho de utilizar la música, lejos de dar empaque a la obra todavía la hace más ridícula ante la extrema cutrez de lo que vamos presenciando durante el metraje.
Y llegamos al apartado de los d-efectos especiales. Aquí es donde la pobreza se deja ver en toda su (lamentable) dimensión. Los poderes de Superman son acompañados siempre por un molesto zumbido porque si no es imposible enterarnos de que los está usando. Se añaden nuevos poderes muy útiles como el de escribir a máquina con la mente (no sé como Christopher Reeve pudo pasar sin él) e incluso los turcos se permiten algún gag picante como cuando Kent ve a una compañera de trabajo en la redacción con sus poderes de rayos x en paños menores. ¡Que picaros estos turcos!

Que malandrín, este Superman

En cuanto su poder de volar, aquí es sustituido ¡por el poder de convertirse en un madelman que vuela! Jajajaj... Y es que es tan evidente el muñequito tieso sobre impresionado en un fondo, que mejor hubiera quedado que hubiese ido este Supermen en autobús a todos los sitios. Por su parte, los fondos superpuestos son de pésima calidad y debieron ser cedidos por dicho Ministerio de Turismo puesto que se limitan a tres o cuatro paisajes típicos de Turquía.

Como aspecto positivo mencionar, eso sí, que aquí la Louis Lane es más guapa que la americana (eso no era difícil de conseguir) y que su duración es de apenas una hora y diez minutos, cosa que, para que engañarnos, se agradece mucho.
A estas alturas se me ha olvidado hablar de la trama de la película pero… ¿de verdad hace falta? Además esta es tan tontorrona y confusa que tampoco tiene más importancia.
Hasta hace muy poco era imposible disfrutar (es un decir) de esta película más que en turco a palo seco. Pero gracias a Yulifero existe una versión subtitulada donde se ha permitido el traductor unas licencias jocosas para conseguir un visionado menos traumático.





Momentos estelares del Superman Turco

No puede perdérsela: Quien se quiera echar unas risas con los amigos.
Abstenerse: El resto. Con que vean el video de arriba ya van a tener bastante.
IMDB: Ficha de la ¿película?
Como verla: Exclusivamente vía emule, gracias a una copia en V.O con subtítulos en castellano incrustados.
E-link: Super Zangolotino Anatolio - Vose - Cutrefilms 075.avi

9 comentarios:

MuXeD dijo...

La vi hace un tiempo, y es para mi la mejor Comedia Romántica de la historia contemporánea.

Una risa vamos.

Quimerico Inquilino dijo...

Sí, visto así, (como una comedia romántica, vamos) tampoco es tan mala XD

Igor Von Slaughterstein dijo...

Jajaja!! He visto muchas escenas de este clásico de la caspa y la verdad es que la reputación que tiene la merece. Pero vaya, como todas las versiones turcas, filipinas o indias que gracias a la magia de Internet hemos podido disfrutar.

La versión turca de Batman -en blanco y negro- tiene tela también.

Saludos!!

Quimerico Inquilino dijo...

Gracias, Igor por tu visita, jajaja... Pero tampoco podemos reirnos mucho porque recuerdo que por aquellas fechas estábamos nosotros haciendo cosas como "Supersonic Man", que también tiene tela XD.
El caso es que la versión que hicieron los turcos de "EL exorcista" no tiene mala pinta. Pero vamos debe ser la excepción. Por cierto, me ha hecho la boca agua con ese Batman en b&n. Habrá que hacerse con ella...

Anónimo dijo...

Ja, ja.... ?quien patrocina esta "maravilla"? ?Zooms General Optica?

T.P.M.

Quimerico Inquilino dijo...

Jajajaj... Ideal para ver en sesión doble con "Terminator 2" de Vincent Dawn (que por cierto algún día tiene que caer por estos lares).
Ya era hora que te dejaras ver por aquí T.P.M ;)

basterrak dijo...

jamás abrazaría a un turco en mayas... y esas miradas del final, ainss, cuanta tensión

Cristania dijo...

¿No os parece que este Superman se da un aire a Braulio? :-D

Por cierto, echadle un vistazo a este link: http://es.youtube.com/watch?v=f5Pjo0WjBcs

Superman y Spiderwoman estilo Bolliwood. Los disfraces de los chinos que llevan puestos no tienen desperdicio y la coreografía ni os cuento.

Saludos

Quimerico Inquilino dijo...

Jjajaaj... ya os he dicho que la versión india promete también. Aún no me he podido hacer con ella, pro ya caerá, ya caerá...