jueves, 2 de julio de 2009

CARNE DE TU CARNE (Colombia, 1983)

Director: Carlos Mayolo. Intérpretes: Adriana Herrán (Margaret), David Guerrero (Andrés Alfonso), Santiago García, Vicky Hernández, Carlos Mayolo, Sebastián Ospina. Duración: 86 minutos.

Síntomas: Historia gótica de amor entre dos adolescentes hermanos de madre, durante la dictadura militar de los años 50 en Colombia. A través de la relación incestuosa los amantes son poseídos por los fantasmas de sus antepasados y se convierten en criaturas caníbales y vampíricas que siembran el terror en la región al confundirse con mitos autóctonos.

Diagnóstico: Sólo del país de “Cien años de soledad” y que se encuentra tan íntimamente ligado a la violencia podía gestarse una película como esta. Y ahora el lector podrá preguntarse ¿qué tiene que ver la célebre novela de García Márquez con el interminable historial violento de Colombia? Pues simple y llanamente que de la combinación de ambos universos parece surgir este atípico film, extraño y diferente al resto del cine de terror latinoamericano.

Ambientada durante la dictadura militar de Rojas Pinilla, Carne de tu carne es un film que navega entre una malsana atmósfera de extrema violencia desde el primer minuto. A pesar de su buena prensa, no estamos ante una obra maestra; el film es confuso, deslavazado y con algunas lagunas de ritmo, pero sí que es cierto que cuenta con suficientes elementos para hacérnosla más que interesante, como el certero retrato que de la sociedad burguesa colombiana hace, o esa escalofriante y sórdida atmósfera que va creciendo hasta una orgiástica explosión final de sexo y sangre.
Su director, Carlos Mayolo fue de los pocos directores colombianos que trataron de una forma u otra el género terrorífico. Junto al otro cultivador del género en este país, Jairo Pinilla crearon una corriente que se ha dado a llamar “Gótico tropical” y cuyo máximo exponente estamos ahora comentando. Pero Mayolo, al contrario que otros directores del fantaterror, siempre estuvo interesado por un cine social en un país donde el narcoterrorismo, las guerrillas, los paramilitares y el crimen organizado lo mantienen en un estado de crisis permanente. Amante del género fantástico, Mayolo dedica el film nada más y nada menos que a dos iconos del mismo como son Roger Corman y Roman Polanski, no en vano su película favorita era “Cul-de-sac”, cuya influencia se deja ver aquí en alguna que otra secuencia.
Así, a pesar de estar ambientada la trama en 1957, su desenlace no es sino metáfora de los últimos años de la historia de Colombia, simbolizada aquí por estos dos medio-hermanos que son perseguidos por un ineludible pasado de violencia. El clímax de la película comienza con la visita de los dos hermanos a su tío-abuelo Enrique, “oveja negra” de la familia y apartado del resto de parientes supuestamente por ser comunista. En casa del tío Enrique, tras descubrir un baúl con viejos recuerdos se dan cuenta que este mantuvo una relación incestuosa con su hermana (abuela de ambos jóvenes, recientemente fallecida). A partir de ahí se dan lugar varias alucinaciones en las cuales aparecen todos los antepasados de los chicos: Una monja, un político, un médico maniaco sexual... sin duda parábola todos ellos de los distintos estamentos del país. Observados por esos fantasmas, los adolescentes caen en un estado de locura y lujuria, de sangre y sexo, donde el caso de incesto se vuelve a repetir. Sin querer descubrir el desenlace, si que debo mencionar ese poderoso plano final, con los muertos levantándose de la tierra en la mejor tradición de Lucio Fulci, mirando hacia el horizonte y dispuestos a comenzar de nuevo esa locura de violencia, sangre y carne que les ha llevado a ese estado. Toda una metáfora de una Colombia siempre convulsa y en el que su pasado violento, “sus muertos” regresan una y otra vez para borrar de un plumazo cualquier tregua que haga pensar que la paz es algo más que una utopía.

Un incesto con inquietantes testigos

La película tiene dos partes bien diferenciadas: La primera pertenece al mundo de lo real. Es Cali (segunda ciudad en población de Colombia) durante el año 1957. Varios camiones militares, cargados de dinamita y estacionados en un lugar céntrico de la ciudad, explotan durante la noche y arrasan con centenares de viviendas. Es una tragedia de incalculables proporciones. Una escena loablemente dirigida y dónde se subsana con evidente talento el escaso presupuesto con el que se contaba. Todas las familias burguesas, huyendo de la catástrofe, buscan refugio en sus haciendas. Allí se sienten a salvo; sin embargo el terror que se vive en el campo terminará también por atraparlos.
Y así llegamos a la segunda parte de la película, la más delirante y que ya abiertamente se encuadra en el género de terror, cuando los dos adolescentes (en especial Margaret) son poseídos por sus antepasados y comienzan a sembrar juntos el terror entre los pacíficos campesinos de los alrededores.

La realización es correcta aunque no logra enlazar con la suficiente habilidad ambas partes, quedando el conjunto algo descompensado. Después de haber realizado un loable retrato de las familias terratenientes en la primera mitad, Mayolo se muestra más torpe en la segunda parte, incapaz de combinar con el suficiente equilibrio los elementos fantásticos dentro del relato que con tanto cuidado nos ha mostrado en su parte inicial. En cuanto a los actores, decir que en su mayoría se tratan de intérpretes amateurs con todas las limitaciones que ello supone aunque con la ventaja de dotar de un mayor realismo lo que se nos está contando. Del elenco destaca sobre manera la actriz Adriana Herrán que no en vano llegó a alzarse con el galardón a la mejor intérprete femenina en el Festival de Fantasporto de 1985, el mismo año que ganó como mejor película la adaptación cinematográfica de la novela de George Orwell “1984”. En definitiva, como digo, un film irregular, algo descompensado pero con imágenes de una gran fuerza y una sórdida atmósfera que hará las delicias de aquellos que buscan el horror en su concepto más profundo. Espero, al menos, que así lo apreciéis.

Fragmentos del film

No puede perdérsela: El amante del cine de Buñuel y Pasolini.
Abstenerse: El que espere un film de terror al uso.
Cómo comprarla: Exclusivamente vía importación.
E-link: Carne.de.tu.carne.1983.DVD-Rip.XviD.Mp3.CLAN-SUD.avi.avi

18 comentarios:

Jaz3000 dijo...

Si que es una película atípica ¡Dios!, me sorprende mucho que no sea de origen asiático, pero como dijiste, tiene sus fundamentos de ser.

Terror más incesto... no es de mi tipo de película, pero ciertamente llama mi atención.

Saludos :)

ATXEIN dijo...

Esta la conseguì hace bien poco, lo que no sabia es que estubiese por la mula¡¡¡DIOXXXX

La tengo en las futuras para ver..veo que no me equivoquè con ella¡¡¡

Saludos¡

PKDesignz dijo...

Poco o nada he visto de cine colombiano... pero esta me ha picado la curiosidad... la dejo pinchada y ya os contaré.

Gran comentario Quime

CARLOS SERRANO dijo...

Juré no ver más cine sudamericano tras tragarme el cutre film peruano JARJACHA, EL DEMONIO DEL INCESTO.

Arghhhhhhhhhhhhhhhh

cerebrin dijo...

Muy buena reseña, Quimérico. Como tu bien dices, pese a no ser redondo, "Carne de tu carne" es un film muy especial y personal. Para mi uno de los mejores aciertos que tiene es la forma de retratar la sordidez y miserias de esa familia y de como el pasado está condenado a repetirse...

Un saludo. ;)

Dr. Quatermass dijo...

Buenas!

Pues parece interesante y desde luego exótica la propuesta, la podemos poner en lista de espera, orden asignado: 41234

Saludos!

Quimerico Inquilino dijo...

Jaz3000: Pues sí, parece una temática muy apropiada para los japoneses auqneu esta termina por derroteros muy distintos.

Atxein: Lo que no encuentres tú. Porque mira que no he enocntrado referencia del DVD en la red... En todo coaso buena adquisición.

Pk: Espero tu comentario. Tiene escasísimas fuentes pero yo iré compartiendo la mía durante un tiempo como suelo hacer con todo lo que reseño aquí.

Carlos: Jajaja.. esto no tiene nada que ver con "Jarjacha", por dios!

Cerebrin:Completamente de acuerdo. Lo mejor ese retrato familiar: el padre cacique, el capataz cabrón, la criada familiar...

Un saludo y gracias por vuestros comentarios!

Quimerico Inquilino dijo...

jajaja.. Sr. doctor: veo que tiene usted una lista de espera tan amplia como la de mi humilde manicomio.

Un saludo!

CARLOS SERRANO dijo...

Tú reseña está muy bien Quimérico, que conste, pero es que el cine sudamericanooooooooooo, como que no.

Disfruté mucho leyendo el MONDO MACABRO de Pete Tombs pero a dia de hoy no me atrae nada ver pelis turcas, filipinas o guatemaltecas. Donde esté un buen slasher de toda la vida americano como la coca-cola que se quite lo demás!

Fantomas dijo...

La sola premisa llama la atención. La anotaré como cinta pendiente.

Buena reseña,
Saludos!

Kraven dijo...

Como siempre poniendo los dientes largos. ¡Menuda rareza! Me ha impresionado tu dominio del cine de terror colombiano del que soy un auténtico indocumentado.

Muy buena la reseña! Ahora a ver si puedo conseguirla para quitar el monazo.

Quimerico Inquilino dijo...

Fantomas: Échale un vistazo. Cuando menos, es interesante.

Kraven: Jajaja... Ya me gustaría a mí conocer mejor no esta, sino cualquier otra filmografía minoritaria. Pero el fantástico colombiano tiene pocos cultivadores y hay poco de qué documentarse, me temo. Pero este director tiene un par de títulos interesantes como es esta y "La mansión de Araucaima", digna de reseñarse también aquí. Aprovecha el enlace emule que he puesto de "Carne de tu carne" ya que voy a estar compartiendo un tiempo mi copia.

Saludos!

Caronte dijo...

Pues me encantan Buñuel y Pasolini (y el bizarrismo :P), así que bajando!

Tío vaya joyazas que tienes, me va a arder la mula!

Obliterator dijo...

Que bien, una película de acá de sudacalandia, se ve como mínimo interesante, además que debe tener otro punto de vista distinto a las típicas pelis yankees.

Se ve que el director al menos tomó en serio lo que estaba haciendo (por lo de la crítica social)

Buena reseña, nos estamos leyendo.

Quimerico Inquilino dijo...

Caronte: Pues esta es tu peli, seguro.

Obliterator: Jajaja... En sudamérica se hace muy buen cine hombre, ¿qué te voy a contar? Lástima que no se prodiguen en el fantástico todo lo que quisiéramos (o al menos no nos llegue al viejo continente). Esta es una digna muestra.

Saludos!

Darkerr dijo...

Muy interesante, el argumento es provocador. Del cine colombiano tengo "Al final del espectro" que es más reciente, a ver que novedades nos trae el horror hecho de este lado del oceano. Saludos.

Quimerico Inquilino dijo...

Pues me apunto ese título, Darkerr. Me interesa mucho elcine de género que se hace allende los mares.
Un saludo!

Juan Fleites dijo...

Pues la he visto y ya se encuentra en mis favoritas,las de vampiros con cero glamour; ahora voy por La Mansión de Araucaima, que según leo, se ve igual de tremenda, Saludos Quimérico!!