miércoles, 13 de agosto de 2008

EL PLANETA DE LAS MUJERES INVASORAS (México, 1966)

Director: Alfredo B. Crevenna. Intérpretes: Lorena Velázquez (Adastrea/ Alburnia), Elizabeth Campbell (Martesia), Maura Monti (Elitrea), Guillermo Murray (Daniel Wolf), Adriana Roel (Silvia), Rogelio Guerra (Marcos Godoy), José Ángel Espinosa 'Ferrusquilla' (Rey Taquito), Raúl Ramírez (Tono), Ethel Carrillo (Desinea), Graciela Doring (Mujer secuestrada), Guillermo Álvarez Bianchi (Hombre gordo secuestrado), José Chávez (Beto), Enrique Ramírez (Ramón).

Síntomas: Procedentes de un planeta habitado sólo por mujeres guerreras, aterriza en México una nave espacial con un grupo de sexys alienígenas. Su objetivo: capturar algunos especimenes humanos para hacer pruebas con ellos y hallar la manera de fabricar un filtro para sus sistemas respiratorios, y soportar el aire de la atmósfera terrestre, y así preparar una invasión en toda regla.

Diagnóstico: Aunque el gran público lo desconozca, la cinematografía fantástica mejicana da para mucho. Para bien o para mal. Realizadores incansables de cine "zetoso" (ahí están como ejemplos más populares las sagas de Santos el enmascarado de plata o de Blue Demon) su vasta producción ha dado también auténticas joyas del cine fantástico ("Macario", "Hasta el viento tiene miedo", "Alucarda", etc...) que no tendrían que envidiar al ahora tan de moda cine de terror japonés.
La película que hoy nos ocupa está descaradamente más cercana a esa tradición casposa que a sus grandes obras. De hecho, pocas películas de las que he puesto en mi blog hasta ahora, podrían recibir tan justamente el calificativo de "psicotrónica" como lo tiene esta.
Y es que hay de todo: malos actores, efectos especiales ridículos, un par de pobres decorados y sobre todo un guión que parece escrito por un niño de ocho años, con más agujeros negros que el universo por donde trascurre parte de la acción.
Pero hay algo que, en mi opinón, hace esta cinta irresistiblemente simpática: y es que ella misma, lejos de querer mostrarnos un tono grandilocuente y afectado, no se toma en serio. Muestra sin pudor alguno (es más sin complejo, diría yo) sus pobrísimos recursos, su inocente guión, los cuatro chavos gastados en la broma.

Ríete tú de Terra Mítica.

Os destripo el argumento que, como digo, no tiene desperdicio. En primer lugar vemos a un par de bellas extraterrestres (advierto que todas ellas están bastante potables) llegar a la Tierra. Su misión es la de secuestrar a varios terrícolas y llevárselos a su planeta. ¿Qué estrategia emplean? ¿Rayos paralizantes? ¿Hipnotismo? Nada de eso. A las chicas no se les ocurre otra que llegar a un parque de atracciones y hacer pasar su platillo volante como atracción de feria para que, cuando los primeros incautos compren su entrada, en realidad lo que estén haciendo sea pagarse su pasaje a Sibila, nombrecito del planeta en cuestión. No me negaréis que la idea es sencillamente genial. ¿Cómo no se les ocurrió a los torpes extraterrestres de "La Guerra de los mundos"?La de parafernalia rayos destructores, etc... que se hubieran ahorrado.
Pero es que el grupo que sube a la atracción no tiene tampoco desperdicio: un boxeador fullero y su novia (estos serán los protas), los gansters que persiguen al boxeador, una familia (compuesta de madre, padre y niño) y un señor gordo que parece el doble de Alfred Hichtcock.
Claro, cuando el platillo despega (en una de las mejores secuencias de la película) de entre las atracciones, todo el mundo se da cuenta de que eso era un OVNI de verdad y que ha abducido a unos pobres desgraciados.
Menos mal que el Dr. Wolf, científico eminente, está preparado para la emergencia. El doctor en cuestión debe tener diseminado por todo el espacio cámaras de video, ya que es capaz de seguir la trayectoria del platillo por toda la galaxia hasta llegar a su destino, que además conoce al dedillo ya que exclama en seguida: “¡Han aterrizado en Sibila, el planeta brillante! Vamos a preparar el cohete”. Sí, es que tiene listo un cohete para este tipo de emergencias: incendios forestales, desastres ecológicos, secuestro de humanos por parte de extraterrestres... Y claro, ¿quien se dirige a un planeta hostil al rescate de esas personas? ¿el ejército? ¿un grupo de asalto especialmente entrenado?
Que va. Se marchan el buen doctor en cuestión ¡y el manager del boxeador! Una especie de "chapulín colorado" o Cantinflas de tercera regional que pone las notas humorísticas al relato. Como habréis observado a estas alturas, la lógica es aplastante.
Pero volvamos al primer grupo que para entonces ya ha llegado a su destino. Este, es un árido planeta donde siempre es de día y cuyas radiaciones solares te pueden dejar ciego en un instante. Pero no hay problema porque las sibilas tienen preparadas unas especie de viseras de plástico que parecen la parte delantera de un casco de motorista cutre y que reparten a los abducidos para protegerles de las letales radiaciones.

Hay que ver, que mal aparcan estas mujeres...

El Planeta está presidido por Adastrea, una pérfida reina, que tiene una hermana gemela buena. Esa será la que les ayudará. Una vez hechas las presentaciones, nos enteramos por fín, de los propósitos de esas bellas (y escasas, todo hay que decirlo) extraterrestres. Secuestrar a unos humanos para extirparles los pulmones y preparar un sistema respiratorio que les permita campar a sus anchas por el planeta Tierra (no se sabé muy bien porqué). Pero descubrirán, después de destripar a un par de los desdichados terrícolas, que los pulmones adultos están muy cascados y que, en realidad, lo que necesitan son pulmones de niños.
Así que planearán una "pre-invasión" para secuestrar a los niños terrestres en plan "flautista de Hamelin" y llevárselos a Sibila.
Bueno, y así podría seguir contando todos los delirios de la película pero es mejor que lo hagáis por vosotros mismos.
Así os encontraréis frase tan antológicas, como la del doctor Wolf: "Estas mujeres no tienen alma", y la réplica del Chapulín, "¡como todas! ¿A poco las mujeres tienen alma?". O veréis como el jefe de los mafiosos se alía con la malvada Reina ofreciéndole ¡su chalé como base de operaciones en La Tierra! ya que está “repleto de comodidades y les será muy útil cuando viajen a La Tierra”. Un jefe de los mafiosos que, por cierto, tiene la especial manía de estár golpeándose la nariz con todas las puertas que se encuentra, a veces incluso en segundo plano, mientras sucede la acción principal. Delirante, jajajaja...


Les enseñaré el único decorado del planeta...

La dirección es discretísima, con una cámara que a veces no sabe donde enfocar ante tanta acción simultánea, optando por hacer un plano general y así que cada uno vea lo que le dé la gana. Los saltos de eje son continuos, lo cual hace que llegues a paerderte en ese palacio compuesto por un único decorado: un pasillo con una puerta a cada lado.
De los efectos especiales ¿para que hablar? Como muestra sólo hay que fijarse en la manera de aterrizar los platillos o el propio cohete del doctor. Lejos de utilizar cualquier atisbo de tren de aterrizaje o chorro propulsor, o yo que sé, estas naves topan con el suelo cual toritos bravos. Especial mención al segundo platillo que llega a la Tierra (el que tiene que llevarse a los niños) que "aparca" (es un decir) entre plantas de jardín que quieren hacernos pasar por un frondoso bosque. ¡Joer, que hacer unos arbolitos en miniatura tampoco cuesta tanto!
Entre los intérpretes destacar, por supuesto, a la bella Lorena Velásquez y sus kilométricas piernas, toda una diva del cine fantástico mexicano, aquí en su doble papel de hermana buena/hermana mala, que claro, para algo en lo que nos hemos gastado el dinero, mejor aprovecharlo el doble.

Tú a Boston y yo a California

Y añadiré poco más de esta "space opera" mexicana que entronca directamente con otras películas del estilo, especialmente "Cat-women of the Moon" también comentada en este blog. Todas ellas aluden a una recurrente fantasía masculina tan antigua como la propia humanidad: una civilización compuesta sólo de mujeres (si están buenorras mejor). Recordemos, por citar sólo un par de ejemplos clásicos: la isla sólo habitada por mujeres de Limnnos que vivieron Jasón y sus Argonautas; o la epopeya de Parsifal en su busca del santo Grial que le dirije al castillo de Klingsor, donde un harén de bellísimas mujeres esperaban a los caballeros para retenerlos eternamente con sus placeres... (imposible no venirme a la cabeza la divertidísma parodia de los Monty Python en "Los caballeros de la Mesa Cuadrada"). El cine está plagado de muchísimos más ejemplos: amazonas, mujeres vikingo, tribus trogloditas, etc...
Esta que hoy nos ocupa debe ser tomada por una de sus más pobres versiones y, a la vez, una de las más divertidas.
No puede perdérsela: El amante de lo "camp".
Abstenerse: El que busque credibilidad en un guión. Aquí no lo encontrará ni debajo de la alfombra.

Dejad que los niños se acerquen a nosotras

Como verla: Como no sea vía emule, no se me ocurre otra...

5 comentarios:

Igor Von Slaughterstein dijo...

Estas bizarradas son impagables!! Para que se vea que no solo los EEUU, con sus Ed Woods y mujeres-gato de la luna-, tenía la exclusiva en esto de la ciencia-ficción desprejuiciada.

Como dices, lo mejor es que este producto no se toma en serio a si mismo, lo cual seguramente lo hace muy disfrutable. Y esa frase sobre el alma de las mujeres... ¡madre mia! XD

Saludos!!

Quimerico Inquilino dijo...

Los mexicanos fueron grandesproductores de estas frikadas pero también de buenas obras de terror.
Amigo Igor, ya digo, lo que más me sorprendió es que los responsables de esta cinta eran conscientes de lo que estaban haciendo, jajajaj, y aun así se la sudaba.

Luca dijo...

Curioso. Sabía de una peli cincuentera americana que era por el estilo. Trataba de unos extraterrestres que invadían la Tierra para aparearse con las humanas porque las mujeres de su planeta se habían quedado estériles. La típica película en blanco y negro con platillos volantes y extraterrestres que salvo por las orejas puntiagudas y la ropa hortera son completamente humanos.

Bernardo dijo...

¿ya no la están compartiendo? yo no la he podido bajar, :( agradecería que la compartieran un poco mas

Quimerico Inquilino dijo...

Ok. Bernardo. Sin problema. Andaré compartiendo la pelicula de nuevo.
Un saludo!