domingo, 31 de agosto de 2008

LE POMPIER DES FOLIES BERGÈRES (Francia, 1928)

Director: Anónimo. Síntomas: Un bombero sale de ver una espectáculo en el Folies Bergères de París. Todavía emocionado por lo que acaba de contemplar entra en una taberna y allí comienza a emborracharse. De repente se percata de que todas las mujeres a su alrededor ¡están desnudas!

Diagnóstico: Bueno, pues para acompañar estas últimas noches de sofoco estival, nada mejor que este enigmático cortometraje rodado en las postrimerias del cine mudo en Francia. Enigmático porque se desconoce su procedencia y si hemos podido disfrutarlo ha sido gracias a que la Cinemateca Francesa lo ha podido rescatar del olvido junto a otros cortos similares.
No se trata de ninguna película pornográfica de aquellas que nuestros bisabuelos conseguían ver de extraperlo y que, por lo general, no tenían ningún otro valor más allá del antropológico. Nada de eso. Le Pompier Des Folies Bergères es un caso extraño por que está rodado con generosos medios para tratarse de un cortometraje mudo y además muestra algunos apuntes cinematográficos más que interesantes, como el momento en que nuestro protagonista se encuentra bebiendo como un cosaco en la taberna y comienza a ver deformadas las caras de los presentes. Presa de la confusión vuelca sin querer su copa de licor y del charco producido en la mesa comienzan a salir diminutas coristas completamente desnudas que le dedican un numero musical. Delirante.

Pero si hay que destacar algo en especial de este film es la aparición estelar de la gran Josephine Baker (la principal atracción de entonces en el Folies Bergères) en una de sus primeras apariciones cinematográficas . La Baker, por cierto, es la única mujer de la película que no aparece completamente desnuda (cosas del estrellato, claro) y protagoniza una surrealista escena en el metro de París.

Como digo, un film-enigma ya que hoy día los historiadores no se ponen de acuerdo acerca del origen de esta pequeña maravilla aunque lo mas probable es que se tratara de un cortometraje realizado para promocionar la revista del Folies Bergères que llevaba por título "Vents de Folies". Muy divertido y verdaderamente picante cortometraje de apenas 7 minutos de duración que nos da, una vez más, una lección : hoy día sería todo un escándalo que un cortometraje así se estrenara comercialmente. Lo cual demuestra que, contrariamente a lo que piensa la mayoría, somos actualmente mucho más esclavos de lo "políticamente correcto" de lo que eran nuestros antepasados más directos. Que ustedes lo disfruten.

Enlace Emule: Le Pompier Des Folies Bergères (Un Bombero Ardiente 1928) Dvdrip Nd2.avi
Subtítulos: (tampoco es que hagan mucha falta): Le Pompier Des Folies Bergères (Un Bombero Ardiente 1928) Dvdrip Nd2.srt
Por si alguien no puede esperar a verla, aquí os dejo el cortometraje que, como digo, dura apenas 7 minutos:

LE POMPIER DES FOLIES BERGÈRES

7 comentarios:

mepi dijo...

Esta obra se sale de tu blog, ni es cine raro (dentro de su genero , claro) ni es cine cutre sino todo lo contrario.Es una perlita tanto en su contexto como fuera de él y además sirve de ejemplo para representar el cine de la época tanto en su dramaturgia como en su tecnica. Me ha encantado verlo, de verdad.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Ni idea de la existencia de este corto!!! Una auténtica maravilla erótica en una época que, a pesar de su retraso, era más avanzada a veces que la actual.

Cuando pienso en cuantas de estas maravillas pueden estar por ahi perdidas...

Saludos!!

Quimerico Inquilino dijo...

Me alegro que apreciéis como yo esta joyita erótica.
Yo creo que si que encaja en los contenidos del blog pues, como digo, su origen y la gente a la que iba dirigida es aun hoy dia una incógnita.
Como dice Igor, cuantas de estas perlas nos estaremos perdiendo o nunca caerán en nuestras manos.
Saludos!!

ATXEIN dijo...

Menuda cinta que nos traes..pero te digo la verdad... no lo vi, quizà en algùn momento me decida a verlo..

Ciertamente es una làstima la cantidad de cintas, y no solo antiguas sino modernas, que no podemos disfrutar por distintos motivos, pero esto seria una conversacion casi eterna..

Kraven dijo...

¡¡Vaya pintaza que tiene este corto!! ¡¡ Coristas saliendo de una bebida derramada!!

No hay duda que vivimos unos tiempos de corrección política absolutamente asfixiantes. Es muy complicado que podamos vivir una época como la de los locos años 20. Menos aún los que vivieron en Berlín, París o Chicago. Habrá que conformarse con empaparse de su atmósfera en trabajos como este.

Gracias a La Cinémathéque Française y a tu blog por el descubrimiento.

Un saludo!!

Quimerico Inquilino dijo...

Atxein, anda, no seas pero y echa siete minutos para ver la peli XD
Gracias Kraven por tu visita y comentario. Es cierto que la gente poco sospecha los límites de libertad que disfrutaron en aquellos bienllamados locos años 20.
Estupendo tu blog, por cierto, que ya he puesto entre mis favoritos ;D

Saludos!

Dr. Eric Vornoff dijo...

Visto en Dailymotion, de ahí no lo han quitado (de momento).
Interesantísimo documento picantón.
un saludo.