martes, 19 de mayo de 2009

UN PERRO ANDALUZ (Francia, 1929)

Título Original: Un chien andalou. Dirección: Luis Buñuel. Intérpretes: Simone Mareuil (Mujer), Pierre Batcheff (Hombre), Robert Hommet (Hombre jóven), Fano Messan (Hermafrodita), Jaume Miravitlles (Seminarista), Luis Buñuel (Hombre del prólogo). Duración: 16 minutos.

Síntomas: La película comienza con el rótulo "Érase una vez". Un hombre afila una navaja de afeitar mientras observa, asomándose al balcón, cómo una filosa nube corta la luna. Del mismo modo, él secciona el ojo a una mujer.
Nuevo intertítulo: “Ocho años después”. Un ciclista (Pierre Batcheff) pedalea por una calle desierta. Está ataviado con unos estrafalarios complementos: manteles blancos, tocado de monja, una caja a rayas diagonales a modo de colgante sobre el pecho... En tanto la joven de antes, que estaba leyendo, siente algo y se levanta, tirando el libro al suelo, que se queda justo abierto en una reproducción de La encajera, de Vermeer. El ciclista se detiene y cae golpeándose la cabeza bruscamente contra el canto de la acera. Ella corre escaleras abajo y lo besa frenéticamente.

Diagnóstico: La inclusión de este corto se debe a la sugerencia de un habitual del blog, mepi, el cual me hizo ver que esta casa de locos era un lugar ideal para su internamiento. Yo, obediente, recogí el testigo y aquí está. Al hablar de este cortometraje enseguida nos viene a la mente una de sus imágenes más inquietantes: la del ojo de la mujer cercenado por una cuchilla de afeitar mientras unas nubes atraviesan una luna llena. Esta imagen, sin lugar a dudas, se ha convertido en una de los más grandes iconos del cine en general y del surrealismo en particular. De hecho, este primer trabajo de Buñuel le hizo entrar de lleno en el Olimpo reservado a los grandes creadores del surrealismo.
Los surrealistas luchaban contra una sociedad a la que detestaban utilizando como arma principal el escándalo. Las desigualdades sociales, la explotación del hombre por el hombre, la influencia de la religión, el burdo militarismo eran algunos de los enemigos más acérrimos de lo surrealistas, el equivalente en el terreno de la poesía a los anarquistas. De hecho, el verdadero objetivo del Surrealismo no era el de crear un movimiento literario, plástico o siquiera filosófico, si no el de hacer estallar la sociedad, el de cambiar la vida de los hombres. Algo que en los gloriosos años 20 mucho menos amaestrados por lo políticamente correcto que los de la actualidad, no parecía una utopía. Curiosamente, gran número de surrealistas acabaron inscritos en el partido comunista, por aquel tiempo la postura más transgresora en lo que se refiere a matería política.
Mucho se ha dicho acerca de “Un perro andaluz” aunque a mí siempre me ha dado la impresión que la mayoría muestran hacia este trabajo la misma actitud que ante el Quijote: todos la consideran una obra maestra pero muy pocos le han echado un vistazo. La película, como comenta el propio Buñuel en su autobiografía, nace de la confluencia de dos sueños. Dalí había invitado al director maño a pasar unos días en su casa de Figueras. Allí le contó un extraño sueño en el que aparecía una mano cubierta de hormigas. Al mismo tiempo, el propio Buñuel le narraba otro sueño que había tenido recientemente en el que una nube cortaba la luna y una cuchilla de afeitar hendía un ojo. A partir de ahí, y durante una semana, se pusieron manos a la obra para escribir el guión. Sólo se impusieron una regla adoptada de común acuerdo: “no aceptar idea ni imagen alguna que pudiera dar lugar a una explicación racional, psicológica o cultural. Abrir todas las puertas a lo irracional. No admitir más que las imágenes que nos impresionaran, sin tratar de averiguar por qué” (Luís Buñuel, “Mi último suspiro”).
Unas declaraciones que parecen contradecir a toda la legión de críticos, artistas y psicoanalistas que han pretendido buscar una lógica a las imágenes de este fascinante corto que dió pie a la que para mí es la gran obra del surrealismo cinematográfico: L'âge d'or (1930).

Anécdotas y curiosidades.
- En cuanto el guión estuvo terminado, Buñuel se dio cuenta que la película no encontraría financiación con ninguna productora. Por eso no paró hasta convencer ante notario a su madre para que le prestara el dinero. Sólo cuando Luís se hubo “pulido” la mitad del money en juergas parisinas, decidió ponerse manos a la obra y comenzar el rodaje.
- Contrariamente a la opinión popular, Dalí no aparecía en el montaje final de “Un perro andaluz”. Es cierto que rodó la escena en la que hacía de uno de los dos seminaristas arrastrados junto al piano pero esa escena fue finalmente cortada, quizá ante el cabreo de Luís porque Dalí no apareciera hasta cuatro días antes de concluir el rodaje. (En algunas versiones, no obstante, esa secuencia se ha vuelto a recuperar).
- El propio Buñuel, en cambio, sí que aparece. De hecho, es el hombre del comienzo del film y que realiza la incisión en el ojo de la mujer.

Buñuel y Dalí en "Un chien andalou"

- El equipo de rodaje no estuvo compuesto por más de 5 ó 6 personas. Los actores no sabían lo que hacían en ningún momento. Buñuel les daba una indicación tipo “mira por la ventana como si estuvieras escuchando a Wagner”, pero sin decirles qué es lo que estaban mirando.
- En la sala donde se estrenó la película se encontraban presentes como espectadores gente como Picasso, Le Corbusier, Jean Cocteau o todo el grupo surrealista francés con André Breton a la cabeza. Ahí es nada.
- Unos meses antes los surrealistas habían abucheado el estreno de “La coquille et le clergyman” (1928) con guión del gran Antonin Artaud. Nervioso porque le sucediera lo mismo, Buñuel fue al estreno con los bolsillos llenos de piedras por si la película resultaba un fracaso.
- No le hizo falta emplear las piedras. La película resultó inesperadamente un éxito (decididamente eran otros tiempos). Hubieron más de cuarenta denuncias en comisaria de personas que afirmaban que se debía destruir el film por “obsceno y cruel”, incluso se produjeron (siempre según Buñuel) dos abortos durante las proyecciones, pero la película no fue prohibida y el público seguió acudiendo en masa.
- Macabra coincidencia. Sus dos protagonistas, Simone y Pierre, acabaron sus días de la misma forma: suicidándose.
- Juego para cinéfilos: encontrar los homenajes que a este corto realizan tanto Alfred Hitchcock en Recuerda (1945) como Stan Laurel y Oliver Hardy en Wrong Again (1929) .

En definitiva, una gran obra a la cual no debemos buscarle sentido alguno. Simplemente sumergirnos en sus (a veces sensuales, otras veces inquietantes, siempre bellas e hipnóticas) imágenes. Merece la pena.

Primera parte


Segunda parte

No puede perdérsela: El acérrimo amante de lo transgresor.
Abstenerse: El que considere que la lógica del discurso es lo más importante en el cine.
Como verla: Dividida en dos partes en el video de arriba o mediante este E-link Un Perro Andaluz 1929 (Luis Buñuel) (V O Sub-Esp) 15M (Perfecta) Por Pacino.avi

15 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Hola, felicidades por tu escrito. Soy un gran fan de Buñuel a partir de que se va a México. Siempre he tenido dificultades con estas obras mudas, las encuentro visualmente hipnóticas y hasta transgresoras vistas hoy día. Y en ese sentido siempre me queda la duda de si ése es su único objetivo o queda algo debajo. Me encantará si comentas "La edad de oro".

Saludos!

mepi dijo...

Solo un comentario quisiera añadir, porque lo considero notablemente curioso. Para aquellos que no lo sepan, Garcia Lorca siempre pensó con desagrado que "el perro andaluz" era él mismo. Además, la pelicula se hizo en una temporada en que Garcia Lorca se quejaba de que sus amigos le habian "abandonado" y ya no mantenía una relación epistolar fluida con ellos.De esta anécdota y otras se habla en la maravillosa biografia que sobre Garcia Lorca escribió el hispanista Ian Gibson.

cerebrin dijo...

Poco que añadir a tu exhaustivo escrito, solo felicitarte por él. Me has incitado a revisionarme por enésima vez esta pequeña gran joya. ;)

Un saludo.

PKDesignz dijo...

Uno de los mejores cortos que ha visto a día de hoy. Nunca entendí cual era su obsjetivo, aunque siempre pensé que su fin era crear sensaciones al espectador, de forma que a cada persona le evocará diferentes sensaciones. No se si me explico...

Gran artículo Quimerico

saludos

Quimerico Inquilino dijo...

Dr. Quatermass: Pues no descarto que en un futuro revise esa obra maestra que es "La edad de Oro". Y a mí también me parece sobresaliente la etapa mexicana de Buñuel: Abismos de pasión, Los Olvidados, El ángel exterminador, uff!...

Mepi: Siempre nos quedará esa duda porque Buñuel nunca confirmó la sospecha de Lorca. En un principio iba a titularse "Es peligroso asomarse al interior", aludiendo al cartel de aviso que suelen tener los trenes, pero a la inversa. Al final se decidieron por el título con el que todos lo conocemos ya que no tenía relación alguna con la ¿trama? del film.

Cerebrin: todo un elogio viniendo de quien viene. Yo también aproveché para revisionarla y siempre descubro alguna escena en la que no había reparado antes.

Pk: Te he entendido perfectamente. Creo que ese es el único fin del arte surrealista: provcar sensaciones, sin comprensión intelectual alguna. Cuanto más transgresoras sean esas imágenes mejor, por supuesto.

Un saludo a todos. Es un placer encontrarme con gente que valore esta joya hoy día, tal como están las cosas en el panorama cinematográfico.

Basterrak dijo...

pobrecillos los surrealistas. Al final la sociedad no explotó y la realida sigue siendo muy chunga...

pero nos quedaría una de las escenas más tensas para nuestros ojos (literalmente)

Fantomas dijo...

Excelente reseña para una obra que por lo poco resulta interesante. Para mi el corto es un paseo sensorial por la mente de Buñuel.

Saludos!

Igor Von Slaughterstein dijo...

Genialísima obra, que nunca pasa de moda. Yo también prefiero al Buñuel mexicano, pero casi todo lo que tocó es oro puro. Estupenda la recopilación de anécdotas, que desconocía.

Saludos!!

Quimerico Inquilino dijo...

Basterrak: Pues sí, la sociedad no explotó pero al menos ellos lo intentaban con gracia. Hoy día los artistas provocadores suelen estar compuestos por payasos que quieren hacerse notar XD.

Fantomas: Una buena definición de lo que es el corto, ni más ni menos.

Sr. Von Slaughterstein: He extraido todas ellas del propio Buñuel que las cuenta en su estupenda autobiografía "Mí último suspiro" donde dedica un capítulo a la génesis y rodaje del corto. Si te gusta Buñuel te recomiendo encarecidamente el libro. Es muy entretenido.

Un saludo a todos!

Rubén dijo...

eiii, mu buen blog, tengo que visitarlo más, me lo recomendó Angel y tenía razón. Muy buen blog.

Podrias poner un enlace a mi blog en tu apartado Pabellones Psiquiátricos.

Yo ya lo he hecho en el mio.
Saludos Chaplinianos

Quimerico Inquilino dijo...

Muchas gracias ruben por tu visita. Enlazado quedas.
No puedo negarme teniendo en cuenta además que Chaplin es mi director favorito y que cada una de sus películas siguen siendo toda una experiencia catárquica para mi.

Un saludo!

Darkerr dijo...

Clásico que tiene mucha historia, pero que, lamentablemente, no he visto aún. Bueno, nunca es tarde para apreciar estas joyas. Gracias por el link.

ATXEIN dijo...

EXCEPCIONAL OBRA DE ARTE PATRIA. Poco mas se peude decir, como con tan poco se dice tanto, y con unas formas y estilo magistral..
Sin duda el mejor cortometraje Español, y de los mejores a nivel mundial..Sin exagerar..
Si hasta deja entrever ya su gusto por el Universo del marques de Sade¡¡ UN MUST¡

Y, para variar, gran reseña Quimèrico¡¡

Un saludo¡

Quimerico Inquilino dijo...

Pues nada, Darkerr, que lo disfrutes ;)
De acuerdo en todo lo que dices ATXEIN, aunque me temo que el t anto se lo anotan los franceses, ya que aunque Buñuel sea aragonés sólo en París se podría rodar algo así. País este.

ATXEIN dijo...

Pro no se habìa rodado en España pero con dinero frances?? Ahora no lo recuerdo..y paso de buscar la info...jajajajaja

Aunque seguramente que sea francès..que tengo la cabecica..XDD

Un saludo Quimèrico¡