martes, 25 de mayo de 2010

PTERODACTYL (USA, 2005)

Dirección:  Mark L. Lester. Intérpretes: Cameron Daddo (Prof. Michael Lovecraft), Coolio (Capt. Bergen), Amy Sloan (Kate Heinlein), George Calil (Serling), Ivo Cutzarida (Yolen), Steve Braun (Willis Bradbury), Mircea Monroe (Angie Lem), Jessica Ferrarone (Zelazny), Danna Lee (Gwen Kemper), Howie Lotker (Jason Donaldson). Duración: 80 minutos.

Síntomas: Un grupo de estudiantes en paleontología, dirigidos por el profesor Lovecraft (sí, como el escritor), se dirigen a un volcan al norte de Turquía en busca de fósiles. Al mismo tiempo un comando estadounidense opera por la zona en busca de terroristas internacionales (ya se sabe que es la actividad favorita de los yanquis). Como no hay dos sin tres, las convulsiones del propio volcán dejan al descubierto un buen número de huevos de Pterodáctilo. El encuentro de los tres grupos no se va a hacer esperar.

Diagnóstico: Ya en la anterior reseña a propósito de Una fría noche de muerte , mencionaba cómo en la década de los 70 el género fantástico era tratado en el ámbito de la producción televisiva con gran conocimiento de causa y un cuidado especial a través del trabajo de grandes profesionales en todos y cada uno de los apartados: intérpretes, directores, guionistas... que venían a continuar el trabajo que los grandes artesanos de la serie b habían ejercido (y seguían haciéndolo) en décadas anteriores. Por el contrario, el título que ahora nos ocupa me viene al pelo para mostrar la paulatina banalización de este tipo de propuestas, así como la involución alarmante en estos últimos treinta años del espectador medio de televisión, habida cuenta de la frugalidad de estos y otros productos.

Pterodactyl es una tv-movie que se adscribe al género "dinosaurio resucitado ataca a la humanidad" que tantos y tan gloriosos ejemplos nos ha regalado en la historia del séptimo arte empezando por esos dos títulos tempranos (y muy probablemente todavía hoy los mejores) que son El Mundo perdido (1925) y King Kong (1933). No obstante, y tras el colosal estreno de Parque Jurásico la proliferación de reptiles de grandes dimensiones proliferaron cada vez más y casi siempre con títulos bien poco estimulantes: tiranosaurios, dragones de Komodo, pteranodones, diplodocus... cada bicho prehistórico, preferiblemente de gran tamaño y malas pulgas, parece ya tener su título particular y el Pterodáctilo no podía ser menos.

Hasta ahora artista invitado en otras producciones (la citada King kong, La tierra olvidada del tiempo  o En busca del valle encantado, por poner unos pocos ejemplos), el Pterodáctilo se convierte aquí por primera vez en el protagonista absoluto de la función. Técnicamente hay que advertir que estos reptiles alados no solían tener más envergadura que la de un cuervo y en realidad el mayor reptil volador del que se tiene constancia es el Quetzalcoatlus, perteneciente al cretácico y que curiosamente sí cuenta con un par de interesantes títulos como son The Flying Serpent (Sam Newfield, 1946) y la más conocida por estos lares,  Q, La serpiente voladora  (Larry Cohen, 1982).

Pero obviando estas cuestiones meramente técnicas volvamos a la película que es de lo que se trata. Su responsable es un viejo conocido, Mark L. Lester, productor y director que contó con gran popularidad en la década de los 80 merced a títulos tan conocidos como Curso 1984, Ojos de fuego (adaptación de la novela de Stephen King del mismo título), Comando (con un Schwarzenegger ya lanzado hacia el estrellato) o Armados y peligrosos. A medida que la era Reagan se iba difuminando, los productos de Lester, siempre con un tufillo fastizoide, (llegó incluso a defender en unas declaraciones la justicia popular fuera de la legalidad, como así trata en su Justicia Extrema, de 1993) irán siendo (casualmente o no) relegados al mercado directo del video de donde nunca más salió, hasta la fecha. De hecho, en esta historia de paleontólogos despistados y dinosaurios infográficos, Lester se las apaña para meter a un comando norteamericano (¡en el norte de Turquía!) en su incesante lucha por el acoso y derribo de cualquier grupúsculo terrorista. Su trabajo aquí como realizador es total y absolutamente anodino, sin pulso alguno, que denota un alarmante desinterés o desgana por la labor que se está realizando. Circunstancia que queda refutada por el hecho de que haya tardado cinco años en volverse a poner tras una cámara aunque haya mantenido su incesante labor como productor.

El reparto es igualmente gris, con el insulso Cameron Daddo como el paleontólogo protagonista. Daddo es ese tipo de actores al que no le pones nombre pero que inmediatamente te suena de haberle visto en multitud de olvidables productos televisivos. Por poner dos ejemplos recientes, suyos son los protagónicos de Category 7: The End of the World o El exorcismo de Isabella , films igualmente mediocres. Su trabajo es tan funcional que jamás logra que lleguemos a simpatizar con su personaje. Poco que destacar del resto del reparto como no sea de la rubia tonta (no podía faltar en una producción de este tipo) que protagoniza Mircea Monroe y que proporciona (a costa de su neumática anatomía) los escasos momentos de regocijo en la cinta. El cantante Coolio, que encarna al capitán de los marines, y la protagonista femenina interpretada por Amy Sloan cumplen con oficio su funcional cometido.

El guión, perpetrado por Mark Sevi, cuyos poco estimulantes créditos incluyen la cuarta parte de Ghoulies o nuestra entrañable Arachnid  (con la que tiene varios puntos en común), proporciona innumerables momentos divertidos merced a su falta de lógica y rigor a todos los niveles. Aquí Sevi logra lo que parecía imposible: que la aparición de un Pterodáctilo en nuestros días sea el suceso más creíble de todo lo que acontece a continuación. Diálogos sonrojantes jalonan, por su parte, cada pequeño momento de respiro entre los protagonistas. ¡Ah! Sí. Y todos los personajes tienen nombres de escritores de ciencia ficción, para el que le interese.

Pero no todo es negativo en esta producción, no vayamos a creernos. A decir verdad, a la cinta no se le puede negar cierta honestidad en sus propuestas. Se nos prometen dinosaurios voladores y hambrientos y tenemos dinosaurios para dar y tomar. Los depredadores protagonistas no tardan en aparecer en la acción del film y sus ataques son bastante numerosos y prolongados. Pero claro, lo que en principio puede ser una ventaja al final, dada la poca inventiva de la puesta en escena en dichos ataques,se convierte en mera reiteración que llega a saturar. Y es que además los efectos digitales dejan bastante que desear, como no podía ser de otro modo en una producción de tan bajo presupuesto. De hecho, cualquier producción Harryhausen de tres ó cuatro décadas antes supera con mayor realismo (y desde luego, magia) la interrelación entre personajes reales y criaturas animadas.

A pesar de todo ello, y para concluir en positivo, Pterodáctyl puede suponer un entretenimiento frugal pero efectivo para las calurosas tardes de verano que tenemos a la vuelta de la esquina. Todo depende del nivel de exigencia del momento o de lo fría que esté nuestra cerveza.


Trailer de "Perodactyl"

No puede perdérsela: El incondicional de los dinosaurios en el cine.
Abstenerse: Cualquier otro.
Como verla: En venta en Importación
Emule (en castellano): Pterodactyl Spanish By Tdt.avi
Descarga directa VO con subtítulos:
http://rapidshare.com/files/72117016/Pterodactyl.2005.DVDRip.XviD-Fyx.part1.rar
http://rapidshare.com/files/72119558/Pterodactyl.2005.DVDRip.XviD-Fyx.part2.rar
http://rapidshare.com/files/72121903/Pterodactyl.2005.DVDRip.XviD-Fyx.part3.rar
http://rapidshare.com/files/72124916/Pterodactyl.2005.DVDRip.XviD-Fyx.part4.rar
http://rapidshare.com/files/72132549/Pterodactyl.2005.DVDRip.XviD-Fyx.part5.rar
http://rapidshare.com/files/72136079/Pterodactyl.2005.DVDRip.XviD-Fyx.part6.rar  
http://rapidshare.com/files/72129032/Pterodactyl.2005.DVDRip.XviD-Fyx.part7.rar
Subtítulos: http://files1.subdivx.com/31643.zip

9 comentarios:

Alimaña dijo...

Quimerico, La de subproductos mastodónticos que surgieron a raiz de Jurassic Park... jajaja. Esta no la he visto y parece una buena muestra por lo que escribes

veriweto dijo...

aaa!esta yo la e visto y es lo mas malo q existe en el mundo mundial!!jajaja

PEPE CAHIERS dijo...

Creo que viendo el trailer es más que suficiente y estoy seguro que es lo mejor de la película.

Quimerico Inquilino dijo...

Pues sí Alimaña, aunque la verdad es que esuna muestra ardía, al fín y al cabo habíanpasado 12 años desde el estreno de la de Spielberg.

Veri, veri, estamos de acuerdo, perohacía timepo que no volvía a mis queridas pelis cutres.

Pepe, como suele ser habitual en estas producciones, los responsables de los trailers saben sacar oro de donde solo hay humo.

Saludos a todos

Caronte dijo...

jajaja, esta me la tragué en uno de aquellos gloriosos domingos de cuatroº en los que ponían un par de mierdas...y esta es de primera. Buena reseña. Un saludo.

PKDesignz dijo...

Y yo porque he visto estoooo!!!! xDD mala mala incluso para la televisión....


Un Abrazo Quime!!

ATXEIN dijo...

Pues yo no la he visto y si tengo la ocasión la veré.. cuando todos decis que es una mierda a mi ya me llama mas la atención...jajaja aunque viendo sus calidades, y que es un Tv movie no se yo.. Aunque Quimérico, despertaste mi curiosidad ya que debe ser un producto cercano a la serie MAN EATERS.. cuyas producciones son flojas pero no dejan de ser entretenidas para un mediodía sin nada que hacer..

Un saludo¡¡

Fantomas dijo...

Creo que si tengo que ver películas malas de monstruos gigantes o dinosaurios prefiero darle una oportunidad a los viejos clásicos los que por lo menos me sacan una sonrisa.

Saludos!

Quimerico Inquilino dijo...

Sí, Caronte, como basura es de primera, jajaja...

PK, la has visto porque en el fondo te va la marcha XD

Como le va la marcha a ATXEIN. Pues sí, es muy del estilo que comentas. Ya lo he dicho alfinal de mi comentario XD

Fantomas, yo haría lo mismo. Aunque estoy seguro que dentro de 50 años, hasta esta tendrá también su gracia. Es lo que da la perspectiva del tiempo.

Saludos a todos y gracias por los comentarios