sábado, 4 de septiembre de 2010

EL HOMBRE DE MIMBRE (Reino Unido, 1973)

Título Original: The Wicker Man. Dirección: Robert Hardy. Intérpretes: Edward Woodward (Sargento Howie), Christopher Lee (Lord Summerisle), Diana Cilento (Miss Rose), Britt Ekland (Willow), Ingrid Pitt (Encargada del registro), Lindsay Kemp (Alder MacGreagor), Aubrey Morris (Enterrador), Ian Campbell (Oak), Russell Waters (Jefe del puerto), Walter Carr (Maestro de escuela). Duración: 100 minutos.
Síntomas: Un Policía de moral intachable decide investigar la denuncia de desaparición de una niña en una remota isla de su jurisdicción. Las creencias del policía entrarán en contradicción con la religión pagana que siguen todos los habitantes de la isla, seguidores de una antigua tradición druídica, máxime cuando comience a sospechar que los lugareños tienen escondida a la niña para ofrecerla en sacrificio y así poder disponer de una buena cosecha el próximo año.

Diagnóstico: Como ya se ha apuntado en alguna ocasión en esta casa de locos, resulta increíble el nivel de madurez y sabiduría a los que llegó el género fantástico durante la década de los 70 antes de la inevitable llegada de la senilidad a mediados de los 80 y su posterior intento de reanimación artificial (a base de refritos y remakes de clásicos) en lo que llevamos de siglo XXI.

Así pues, no es de extrañar que entre tantos títulos importantes surgidos durante esos años, quedaran semiocultas un puñado de obras maestras ensombrecidas quizá por no lograr los éxitos de taquilla de otros o, como es el caso que nos ocupa, por la poca fe depositada en ella de algunos de sus responsables. El Hombre de Mimbre pertenece sin lugar a dudas a este puñado de piezas de culto que se han ido revalorizando con el paso del tiempo a la manera de otra de estas pequeñas joyas como es Muertos y enterrados, film con el que comparte la perfecta recreación costumbrista de un microcosmos que se irá tornando paulatinamente amenazador a medida que el protagonista vaya desvelando los secretos de una sociedad aparentemente afable e inofensiva, deudoras todas estas a su vez del magnífico relato de H.P. Lovecraft: La Sombra sobre Innsmouth.

The Wicker man parte de una novela de David Pinner de 1967 titulada "Ritual", guionizada para la película por el gran Anthony Shaffer que venía de escribir los libretos de sendas obras maestras: Sleuth y Frenesí. Shaffer consigue, desde las primeras líneas de diálogo darnos a entender que vamos a ver una película especial, mostrando una capacidad fantástica de deformar la realidad sin efectismos ni escenas surrealistas. Como en uno de nuestros más reales sueños, sentimos que algo extraño sucede pero no somos capaces de dilucidar el qué. De este modo, Shaffer con la impagable complicidad de Robin Hardy, el director del film, crea un desasosiego en el espectador que se irá acrecentando a lo largo del metraje hasta la impresionante secuencia final.

Es difícil analizar el origen de la fascinación que este film provoca en el espectador ya que Hardy no emplea jamás ningún efectismo, ni sangre. Es más, algunas escenas (como el momento en el que el Sargento Howie decide registrar la isla casa por casa) están rodadas con un inequívoco tono de comedia paródica que no hacen sino potenciar esa distorsión de la realidad y acrecentar la inquietud en el espectador. Hardy muestra la vida apacible de una población escocesa sin mostrarnos explícitamente nada macabro o escabroso. Sólo leves detalles extraños, rendijas por las cuales intuimos algo monstruoso debajo de un perfecto retrato costumbrista de un pequeño núcleo. Y claro, está su música, la cual merece una mención especial.

La magnífica banda sonora de Paul Giovanni, de claras reminiscencias folclóricas y célticas nos sumergen en el mundo hedonista de esta población a través de unas canciones de marcado carácter sexual (imprescindible para ello seguir las letras de dichas piezas) y unas melodías pegadizas que quedan grabadas en nuestra memoria mucho después de escucharlas. No en vano Hardy siempre defendió (imagíno que haciendo alarde una fina ironía) que lo que en realidad había rodado no era un film de horror sino un musical.

El Sargento Howie (que representa a las creencias cristianas, lo comúnmente aceptado por una sociedad "normal y honorable") se introduce como un elemento extraño en una sociedad que mezcla el culto al árbol como símbolo fálico de la fertilidad con antiguas celebraciones celtas y druidas representadas en la actualidad por la Escuela Wicca. Uno de los excelentes números musicales del film gira en torno al Palo de Mayo cuya canción (que recitan unos inocentes niños, subrayando así la escabrosidad del momento) deja a las claras toda la filosofía en las que se basan estas creencias dirigidas más a los ciclos de la naturaleza que a la adoración de una figura divina: "En el árbol había una rama, y en la rama había un nido, y en el nido había un huevo, y en el huevo había un pájaro, y en el pájaro había una pluma, y en la pluma había una cama, y en la cama había una mujer, y en la mujer había un muchacho, y en el muchacho había una semilla y en la semilla había un hombre, y en el hombre había una tumba, y en la tumba había un árbol, y en el árbol había una rama...". Todo esto lo recogen Shaffer y Hardy con sabiduría y mesura, evitando el principal peligro en el que podía caer la película: convertirse en un producto coyuntural de la ideología "hippie", tan en boga durante la época en el que el film fue rodado. 

Edward Woodward (en un papel inicialmente pensado para Peter Cushing) está soberbio en su interpretación del religioso y extremadamente seco Sargento Howie, un policía implacable en su labor de búsqueda de la niña a pesar de la repugnancia que le produce el estilo de vida de aquellos pueblerinos. Christopher Lee, como principal autoridad de la isla, muestra un look divertidamente inédito en su filmografía, pero a pesar de ello podemos intuir la total entrega a su papel (resulta impagable verlo danzar vestido de mujer durante las celebraciones finales). Además el film le permite interpretar una de las canciones y demostrar así sus excepcionales dotes como barítono. Junto a él tres bellezas recurrentes dentro del género Fantástico: Ingrid Pitt, en un cometido secundario, Diane Cilento (ex de Sean Connery) y sobretodo la bellísima Britt Ekland que protagoniza una de las secuencias más sexualmente sublimes de todo el cine fantástico: el momento en el que, desnuda en su habitación, se contonea al ritmo de una subyugante danza, invitando mediante rítmicos palmoteos en la pared, al beatífico sargento que se retuerce en el dormitorio de al lado como un santo se rebelaría contra las tentaciones de una diabólica y hermosa entidad: "Hola, ¿Quien está ahí? Nadie más que yo, cariño mío. Por favor, ven a mí. Dime como hacer las cosas que te voy a hacer". Otro miembro del reparto que llama la atención es el prestigioso actor y coreógrafo Lindsay Kemp, que aquí interpreta al dueño de la taberna.

La sensual invitación de Willow

No obstante, y a pesar de estas y otras muchas virtudes del film, el guión de Shaffer también tiene sus "agujeros negros". El principal de ellos es el supeditarse demasiado a un final sorpresivo que no lo es tanto a poco que un espectador observador analice las pistas que el film va desgranado a lo largo de su desarrollo a través de trampas de guión, pistas falsas y alguna incongruencia (¿por qué el policía no investiga en ningún momento la procedencia de la denuncia, en una población en la que todos parecen compinchados para ocultarle información?). Esto puede provocar cierta insatisfacción cuando nuestras sospechas son confirmadas en la resolución final.

Pero disculpadas estas licencias, el film puede convertirse en una experiencia ciertamente inolvidable con secuencias y hallazgos realmente notables: la citada danza que Britt Ekland (en una especie de simbiosis con su fama de devora-hombres en la vida real) realiza en su habitación, los árboles plantados sobre las tumbas, el baile de las muchachas desnudas frente a un menhir y, por supuesto, el diseño del "hombre de mimbre", una cárcel de funesto destino para sus apresados, con sus miembros rellenos de animales dedicados al gran sacrificio y su estómago vacío en espera de la gran ofrenda.

En 2006 Neil LaBute escribió y dirigió otra versión que caía en los errores que Hardy sabiamente había evitado sin conseguir en cambio, ninguno de los aciertos de la original, convirtiéndose en un remake anodino e innecesario carente además de la amoralidad del primer film. Afortunadamente, y esa es una buena noticia para todos los admiradores de este título,  un septuagenario Robin Hardy (tras décadas sin ponerse tras las cámaras) ha decidido rodar una secuela, The wicker Tree de nuevo con la participación de Christopher Lee, el cual nunca ocultó su predilección por este film, considerándolo como el mejor de su carrera. Ignoro si su preferencia es exagerada o no, pero desde luego sí puedo afirmar que El Hombre de Mimbre es de esos selectos títulos cuyo visionado produce una sensación de deuda saldada en el aficionado. Que ustedes la disfruten.


El (magnífico) trailer original de The Wicker Man

No puede perdérsela: El amante del fantástico con pedigrí.
Abstenerse: El que no conciba el terror más allá de la sangre y las vísceras.

Descarga Directa

26 comentarios:

miquel zueras dijo...

Es una muy buena película a pesar del imposible pelucón de Christopher Lee. Es en realidad un musical disfrazado de película de terror (o al revés?) Lastima que los mitos celtas no estén más presentes en el cine fantástico. No es una película redonda, pero me gustó mucho. Borgo.

adrián esbilla dijo...

Palabras mayores. Gran reseña de un título insólito y especialísimo. Empeño personal de Lee y con un Edward Woodward descomunal, un actro qeu mereció más sin duda.
Complejísima y más influyente de lo que puede parecer a primera vista.

PEPE CAHIERS dijo...

Buena entrada de una película que tengo pendiente. Nicolas Cage hizo un remake que no se si ha tenido usted oportunidad de ver.

nistagmus dijo...

Yo creía haber visto esta peli y vi el remake a ver que tal. Luego cuando finalmente vi la original lamentablemente sabía desde el principio que iba a pasar. Aún así me encantó.
Por otro lado siento decepcionarlo pero parte del bailecito no lo hace Britt Ekland. Yo también suponía que era ella y la puse aquí. Alguien en tumblr me dijo que era una doble de cuerpo y estuve indagando y rectifiqué aquí.
Saludos,

Quimérico Inquilino dijo...

Como bien dices, Miguel, uno de los principales aciertos de la película es introducir elementos de ciertos ritos célticos en la vida contidiana de una población. Y ciertamente no es una película redonda... pero se le parece mucho.

Gracias adrián por tus palabras. Es verdad que si hoy conocemos este título es en gran medida por el empeño de Lee. El recientemente fallecido Woodward está perfecto. Fíjate que es una de las poquísimas ocasiones en que no lamento demasiado que Cushing al final no interpretara el papel. En aquella época ya se encontraba demasiado ajado, el pobre.

Gracias , Pepe. Jajaja... pero la próxima vez leete la reseña hasta el final o te pongo un negativo. La peli que mencionas la ví antes de ponerme con esta reseña. Obviando la original admito que podríaa ser un thriller resultón pero la comparación con la de Hardy la pone desgraciadamente en su sitio.

Lástima nistagmus. Yo afortunadamente las ví en el orden correcto. Aunque si te digo la verdad, la resolución es lo que menos me interesa del film. En cuanto a todo lo que cuentas de la escena de la Ekland resulta curioso pero irrelevante para que la escena siga siendo subyugante. Yo ya imaginaba algo de un doble pero más que nada por la danza que se marca, que requería a una profesional. Imagino que el culo de la sueca también era estupendo por aquella época, seguro XD

Un saludo a todos!

punkandroll dijo...

La tengo pendiente de ver desde hace bastante pero tus comentarios me invitan a hacerlo a la mayor brevedad, gracias por seguir haciendo criticas de cuando el cine era cine

PEPE CAHIERS dijo...

Tiene usted razón amigo, pero después de ver a la muchacha de las posaderas perdí la concentración, jajajajaj...

Obliterator dijo...

En un documental del history channel vi este extraño método de sacrificio ritual de los druidas, se ve sumamente interesante la película, la vamos a videear lo antes posible.

Saludos!

Quimérico Inquilino dijo...

Punk no lo dudes y ponte a ello! Yo la ví muy tardíamente (si eso tiene algún sentido) y me dí cuenta que era una asignatura quue tenía pendiente.

Jajajja... Sr. Cahiers, si es que no se os puede poner según qué fotos.

Obli, lo dicho. Estoy seguro que es una película que no decepcionará a todos aquellos que busquen un título clásico que ha envejecido con bastante dignidad.

Un saludo a los tres!

Salvador dijo...

Es una de mis películas favoritas de los setenta y que me costó mucho ver.
Recuerdo que la anunció el primer Imagfic en Madrid, enero 1980.
Un día habían programado una de ciencia ficción de David Bowie que ya he olvidado, era un día de lluvia y tuve que atravesar la ciudad bajo la copiosa caída de agua. Al día siguiente hubo buena noche. Yo me sentí feliz porque por fin podría ver esta película que nos ocupa y ante mi sorpresa la suprimieron a última hora, sin avisar, para repetir la de David Bowie.
Como había llovido la noche anterior sus fans se quedaron en casa y sus derechos prevalecieron sobre los míos. Me sentí ninguneado.

Gárgola dijo...

Muy bueno su blog Quimérico. Esperemos que esa segunda parte les salga bien. Y tener al señor Lee es garantia de calidad, al menos en presencia en la pantalla.
Un saludo.

pulgatomika dijo...

Buenas Quimérico,esta película no la e podido ver todavía,en cambio si que vi el remake y no me gusto mucho y creo que por esa razón esta ni la tengo todavía,ya que me defraudo aunque es entretenida, me parece que me equivoque de orden de verlas,tendría que a ver visto esta primero,ya que me has convencido por lo que explicas de la película y también por la sensual invitación de Willow claro.
Por cierto los dd de la película que pones son de la VO o están en Español?
Saludos.

Quimérico Inquilino dijo...

Hola Salvador, una faena en todo regla, sí señor. Pero desgraciadamente la comercialidad es loprimero que se prima y a los demás a jo.. tocan.

Gracias por visita Gárgola. Yo al menos permanezco expectante a ver si logramos ver esa tardía secuela por aquí.

Pulga, nada que ver (salvo la premisa) del reamke con esta. Donde allí todo huele a refrito, en la orignal rezuma de magia y sensualidad. No lo dudes ya que se disfruta igualmente a pesar de saber el desenlace. Y los enlaces son el VOS y de excelente calidad, aunque pulula una copia en castellano por el Emule.

Saludos a los tres!

ethan dijo...

Muy buena. La vi hace tiempo, no recuerdo algunas de las secuencias que citas (habrá que revisarla), pero sí el número del árbol (con cierto parecido a la peli de Chicho Ibañez) y sobre todo la escena final, tremenda.
Saludos!

pulgatomika dijo...

Ya la e visto este mediodía y tienes toda la razón no tiene nada que ver y no se flipan tanto como su remake, me a gustado una película asi no se olvida,entre la hija del tabernero que esta poco buena que tiene que ir desflorando a los críos y que por lo que cantan se la zumba todo el mundo,entre el Christopher Lee vestido medio mujer medio hombre bailando y cantando llendo hacer el ritual,lo que me ha sorprendido de la película y no me los esperaba es que se pasan mucho rato cantando,pero eso es lo que le da ese aroma a la película,en fin muy buena película y nada que ver con el remake excepto el final y diría que tampoco ya que el sargento Howie y Nicolas Cage son unos personajes muy diferentes

PD: Ojala existiera un pueblo así me iría a vivir seguro jajajaja

Saludos.

pulgatomika dijo...

Cuando e escrito esto que ahora me e dado cuenta que me expresado mal:

nada que ver con el remake excepto el final y diría que tampoco ya que el sargento Howie y Nicolas Cage son unos personajes muy diferentes

Quería decir que la manera que tiene de tomarse el final el sargento Howie y Nicolas Cage es muy diferente de la original al remake ya que uno en la original es muy religioso y en el remake si no recuerdo mal el Cage no es así.
Saludos.

Quimérico Inquilino dijo...

Hay que verla otra vez, Ethan, hay que verla. Esta es de las que pide una revisión cada x tiempo.

Pulga, me alegro mucho que te haya gustado. Precisamente uno de los aciertos de la cinta es mostrar a un protagonista tan religioso que no da crédito a todo loq ue pasa a su alrededor. El cine nortemaericano de hoy día parece en cambio que es incapaz de mostrarnos a un poli sin ningún tipo de trauma del pasado que exorcizar, y el recurso, la verdad, ya cansa.
Y sí, yo también me iría sin dudar a una isla así XD

Saludos a ambos!

pulgatomika dijo...

Quimerico te envie un mensaje utilizando lo de amigos en mi blog,con el enlace dd de La maldicion de Maria Alva,creo que salgo en el correo como chuyn78 o sotanooscuro,ya me diras si te a llegado.
Saludos.

ATXEIN dijo...

Esta cinta son palabras mayores, terror de arte y ensayo.

Para variar gran reseña Quimérico..
Saludoss¡¡

Vassago dijo...

gracias por los animos quimerico!!
para mi el mundo del blog es algo aún muy desconocido, pero estoy descubriendolo poco a poco y hay grandes blog con multitud de información y de peliculas que no habia oido hablar de ellas en mi vida xD.
Y mi idea es intentar recopilar en un blog el mayor número de slashers y giallos que hay para que la gente que sea aficionada a este subgenero pueda acceder a una pequeña reseña de ellos rapidamente.

Un saludo compañero y ya me pasaré a echar un vistazo más en profundida a tu blog te tiene muy buena pinta y está muy muy completo :D

Quimérico Inquilino dijo...

Pulga, no sé muy bien como va esto de lo de amigos. Creo que te he enviado una solicitud, a ver si así...

Una alegría volver a tenerte por aquí, Atxein. parece que este título nos pone a todos de acuerdo.

Vassago, gracias por pasarte por mi humilde morada y por tus palabras. Y esperando ansioso esas resñeas del género.

Saludos a todos!

pulgatomika dijo...

Yo tampoco se como va como no sabia tu direccion y ve que podia mandar mesajes privados,te envie el enlace por hay,si no te a llegado me lo comentas que te lo envio en TF por privado y listo.
Saludos.

Salvador dijo...

http://salvasainz.magix.net/public/index.htm

Me parece que hay varias versiones de la misma película. El director la remontó después.

(No hablo del insulso remake)

Quimérico Inquilino dijo...

Salvador, vaya experiencias que has tenido en elmundo del cine. VOy a ver si reviso algún trabajo tuyo ahora que estás costruyendo tu web.

Un saludo

GRAF dijo...

He puesto los ojos sobre Britt Ekland -perdón-, sobre The wicker man.
Vi el remake del 2006 protagonizado por Nicolas Cage, y aunque la película me pareció mala, no así el argumento. Pensé: «Con un argumento como ése, fácil pudieron hacer un mejor filme». Recién hoy, ahondando en el tema, me he enterado que en 1973 se estrenó la película original. Viendo el trailer y algunas escenas, puedo darme cuenta que la versión original es en creces mejor.

Lamentablemente, los enlaces que has colgado (megaupload) están desactivados. Por favor, tendrás alguna otra dirección en la cual pueda descargar la pela completa (subtitulado o en español) o verla online. Te lo agradeceré mucho. Saludos

Quimérico Inquilino dijo...

Enlaces actualizados, amigo Graf. Y sí, la Ekland está como para echarle el ojo... y algunas cosas más.

Saludos