jueves, 9 de junio de 2011

EXPERIMENTS IN THE REVIVAL ORGANISMS (Unión Soviética-USA, 1940)

Dirección: D.I. Yashin. Intérpretes: J.B.S. Haldane (Narrador). Duración: 19 minutos.

Síntomas: Documental que muestra diversos experimentos de científicos soviéticos para reavivar organismos muertos.
Diagnóstico: La reciente lectura del relato de H. P. Lovecraft, Herbert West: Reanimador, y la revisión por parte del excelente Blog Zombie de Alimaña -auténtica enciclopedia virtual de cine zombificado- de la saga que adaptó dicho relato, ha traído a mi mente este extraño, enfermizo e impactante documental nacido de la colaboración entre las comunidades científicas de Estados Unidos y la Unión Soviética. No olvidemos que en 1940, año de producción del film, las relaciones entre los americanos y los soviéticos eran aparentemente cordiales y no tardarían en unirse frente a un enemigo común mucho antes que la Guerra Fría se estableciera entre ambas naciones.
El documental está narrado por J.B. S Haldane, eminente biólogo escocés de aspecto tornasolado (de Profesor Tornasol) que narra con una pulcritud pasmosa los escalofriantes experimentos de su colega ruso Sergei S. Bryukhonenko  (1890-1960), uno de los más famosos cirujanos de la época stalinista que pasó a la posteridad como el inventor del "autoejector", un primitivo artilugio mecánico capaz de realizar las funciones del corazón y los pulmones en sujetos muertos otorgándoles así la apariencia de vida. Aunque hoy parezca un tema superado, hay que tener en cuenta que estos experimentos se llevaron a cabo a lo largo de los años 20 y que sirvieron de avanzadilla en los trasplantes de órganos o en la fabricación de máquinas de diálisis.
Pero ¿por qué será que no logro ver este documental de apenas 19 minutos sin que todo lo que sucede en pantalla me provoque cierta inquietud? Ver la secuencia en la que una cabeza de perro separada del resto del cuerpo, "autojektor" mediante, reacciona ante los estímulos sensoriales no solo pone la carne de gallina si no que además remite claramente al famoso título que Yuzna y Gordon popularizaron en los 80. Por si eso fuera poco, el posterior experimento que se nos muestra en su totalidad consiste en drenar absolutamente toda la sangre de un perro sano y dejarlo sin vida diez minutos exactos para, posteriormente "re-animar" al sujeto en la mejor tradición del cine de Ciencia-Ficción.

¿Ficción a la manera de la inmortal novela de Mary Shelley o realidad científica? ¿Avance fabuloso o simple patraña? Con el tiempo, el film se ha convertido en una auténtica leyenda urbana, exactamente igual que el de los alienígenas de Roswell, con sus defensores y sus firmes detractores. No es mi intención pasar a juzgarlo aquí. Mis escasos conocimientos de medicina no dan para tanto y lo dejo para aquellos más duchos en la materia. Probablemente, como en la mayoría de los casos, en el término medio esté la virtud y si bien es probable que los hechos que se muestran hayan sido manipulados -evitan mencionar, por ejemplo, los efectos secundarios que en un cerebro sano puede provocar la falta de aire en un periodo tan prolongado- hay otros indicios que señalan que Bryukhonenko llegó bastante lejos en los logros de sus experimentos. No en vano, una versión ampliada y mejorada del "autoejector" todavía se puede ver en el Museo de Cirugía Cardiovascular del Centro Científico de cirugía en Rusia donde se asegura que fue empleado con éxito en humanos.
Como digo, evitando aquí cualquier debate ético o moral y, eso sí, advirtiendo por primera vez que el contenido de lo que aquí se ofrece puede herir ciertas sensibilidades, se os presenta un enlace donde un servidor a incrustado unos subtítulos disponibles en castellano gracias al trabajo de Mercucio_09 para Patio de Butacas.


Fragmento del Documental

No puede perdérselo: El curioso impenitente y los fans de Cuarto Milenio
Abstenerse: Los más sensibles al sufrimiento animal

Enlace (Versión Original con subtítulos incrustados):

16 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

esto es cine vanguardista de ciencia ficción y lo demás son tonterias jaja

Quimérico Inquilino dijo...

Quién sabe, Dr. Gonzo, quien sabe...

Bueno, de nuevo en marcha, de nuevo mis disculpas. Lo cierto es que el periodo del año de mayor trabajo para mí y el hecho de que blogger esté dando tantos problemas últimamente, ha retrasado mi siguiente entrada. Espero poder mantener ahora la regularidad que este año se me ha negado.

Saludos

Alimaña dijo...

Quime, en primer lugar, muchas gracias inmerecidas por tu mención.
Luego felicitarte por la entrada, pone la carne de gallina el solo pensar que ese documetal sea veraz, independientemente de que lo sea o no. La posible reanimación de tejido muerto solo traería consecuencias funestas, las películas de mi blog darian buena fé de ello.
Por cierto, es verdad que publicas menos de lo que seria deseable, pero cada ficha tuya me hace olvidar ese contratiempo.

Felicidades y gracias de nuevo

miquel zueras dijo...

Me alegra ver que tu blog vuelve a ponerse las pilas, Quimérico. Te felicito por el post y por ese documental tan estremecedor, prefiero los experimentos con perros que hacía Pavlov (y seguro que los perros también) Esos experimentos dieron tema a la prensa sensacionalista que especularon con un ejército soviético de zombies aparentemente invencible. Borgo.

miquel zueras dijo...

Por cierto, Quimérico, te he vuelto a recordar en mi blog. Saludos. Borgo.

Lazoworks dijo...

Uy, uy, Quimérico!
Esto me lo veo yo sin pestañear. Llameme sádico, pero yo estas cosas no las puedo dejar pasar.
De verdad, le felicito por estos descubrimientos. Mi más sincera enhorabuena.

Cinemagnific dijo...

Joder, la carne de gallina es poco...

A lo mejor lo veo, pero en un buen momento y con tranquilidad.

Muy buena entrada. Muy bien por descubrir estos documentales.

Quimérico Inquilino dijo...

Ali, mi opinión personal es que efectivamente estos experimentos se llevaron a cabo; hay suficiente información documentada que así lo atestigua. Ahora, si lo que vemos en el documental es una "dramatización" de esos experimentos o no ya no te podría decir, ni creo que nadie pueda. Y sí, espero poder recuperar cierta periodicidad con mis entradas, que me dáis una envidia los que conseguís tan buen ritmo...

Miquel, muchas gracias por esa mención y muy bien traido el tema de los zombis-nazis a raiz de este documento. Es cierto que recuerda mucho a ese otro documental que posteas en tu blog y que también ví en su día. Y sí, los experimentos de Paulov seguro que eran más agradables para los canes XD

Hola, lazoworks! No creo que seas sádico por ver esto. Yo mismo me lancé en cuanto descubrí estos subtítulos. Quería comprobar hasta qué punto películas como "Re-animator" o "Frankenstein" podrían ser realidad. Y al fin y al cabo, el documental es bastante respetuoso en el tratamiento del sufrimiento de los animales. Preocupa más lo que uno se imagina que pudieran omitir o tergiversar.

Cinemagnific, gracias por tus palabras. Espero que encuentres ese momento y juzgues tú mismo la veracidad o no del documento.

Un saludo a todos, compañeros!

Einer dijo...

Impresionante. Yo juraría que Fríker Jiménez puso partes de esto en Cuarto Milenio o lo vendió como real, pero pa fiarse del Fríker. Lo veré, que tengo una naturaleza curiosa.

Quimérico Inquilino dijo...

Si einer, es cierto, este docuental le va bien al estilo sensacionalista de su programa.
Un saludo y gracias por comentar.

Obliterator dijo...

Estos videos alguna vez los miré sumamente impresionado cuando hice un post acerca de científicos locos, en otro de este mismo estilo, no se si el mismo mad doktor, unía una cabeza cortada de perro a otro perro más grande y en el video se veía perfectamente como la segunda cabeza sorbía leche de un plato.

Muchas locuras se han hecho en nombre de la ciencia, pero las que más me horrorizan siempre han sido las practicadas con humanos, y lamentablemente de esas han habido muchas.

Un saludo.

Quimérico Inquilino dijo...

CIerto, Obli, en materia de horrores, los humanos tenemos una imaginación ilimitada.

Saludos

Eddie Lamorgue dijo...

Hi Quime!! Ya hacía mucho que no me dignaba en hacerte la visita oportuna pero... vale, no tengo excusa. :(
Referente a la entrada pues que decir. Me llama y mucho el tema pero el tema de los animales me tira bastante pa'tras, es algo que no lo puedo evitar. Aunque si como dices tampoco se exceden mucho...
Ya te contaré cuando me sienta con ánimos, pues como digo, la temática es de lo más interesante.

Saludos desde la morgue!!

Eddie Lamorgue dijo...

Hi Quime!! Ya hacía mucho que no me dignaba en hacerte la visita oportuna pero... vale, no tengo excusa. :(

Referente a la entrada pues que decir. Me llama y mucho el tema pero el tema de los animales me tira bastante pa'tras, es algo que no lo puedo evitar. Aunque si como dices tampoco se exceden mucho...
Ya te contaré cuando me sienta con ánimos, pues como digo, la temática es de lo más interesante.

Saludos desde la morgue!!

Quimérico Inquilino dijo...

Una alegría verte por aquí, Eddie. Nada de disculpas. Eres como el hijo pródigo; cuando vuelves uno siempre se alegra XD
El documental es muy interesante y la verdad, me interesa saber la opinión de un experto goremaniaco acerca de la veracidad o no del documental.

Saludos!

Anónimo dijo...

todos los que an comentado este blog sin estupidos criminales. esos experimentos son completamente innecesarios