domingo, 17 de julio de 2011

THE CUBE (USA, 1969)

Dirección: Jim Henson. Intérpretes:  Richard Schaal (El hombre del cubo), Hugh Webster (Arnie), Rex Sevenoaks (Gerente), Eliza Creighton (Mujer seductora), William Osler (Científico), Jack Van Evera (Prisionero),  Jerry Nelson (Monje), Sandra Scott (Decoradora), Claude Rae (Dr. Conners). Duración: 53 minutos.

Síntomas: Un hombre se ve  encerrado, sin explicación aparente, en un cubículo perfectamente cuadrado por el que pululan multitud de personajes a cual más extraño. Sus intentos de huir del lugar se ven siempre frustrados por una u otra razón.

Diagnóstico: Jim Henson apenas necesita presentación. Generaciones enteras hemos crecido,  disfrutado y aprendido con sus creaciones televisivas. De ahí que no me vaya a extender más en su persona y trabajo: Barrio sésamo, Cristal Oscuro, Dentro del Laberinto, etc.
Pocos son, sin embargo, los que conocen otra faceta más "adulta" en la producción de Henson que incluye, entre otros títulos, este curioso, atípico, marciano trabajo. Incluido en una serie inglesa titulada "NBC Experiment in Televisión", constaba esta, como su buen nombre indica, de una serie de telefilms  cada cual más experimental que contaba con la labor de prestigiosos directores, guionistas y actores del momento: Frank Langella, Jo Van Fleet, Arthur Penn,  Federico Fellini,  Harold Pinter o Donald Pleasence son sólo unos pocos de los nombres que pasaron por los distintos episodios.
Jim Henson se presenta con este título que por premisa y diseño nos remite inmediatamente a un film muy posterior de Vincenzo Natali, Cube del año 1997, merecidamente célebre gracias a los premios cosechados en Festivales como los de Sitges, Toronto y Oporto.
Pero las semejanzas entre el film que nos ocupa y el de Natali terminan ahí. En realidad el film de Henson se encuentra mucho más cercano al espíritu nihilista y desesperanzado de La Cabina, de nuestro Antonio Mercero, auténtica obra maestra merecidamente galardonada con el EMMY en 1973, que muestra una alegoría del individuo atrapado en una sociedad opresiva y castradora - apenas disimulada sátira del régimen franquista que daba sus últimos coletazos por aquellos tiempos-. Tan sólo un año después, Narciso Ibañez Serrador proponía una metáfora similar en El Televisor, de nuevo asfixiante reflexión del individuo ante la sociedad, de nuevo un título a reivindicar, quizá algún día en este MADHOUSE.

Antes de todos estos, este The Cube, de nuevo el individuo encerrado, atrapado en su anhelos, frustraciones, complejos y terrores. No es difícil adivinar muy pronto que ese "cubo" del que nuestro protagonista no puede huir no es sino nuestra propia existencia, nuestro "modus operandi" que nos relega a una vida que a veces no hemos escogido nosotros mismos, más bien hemos delegado en los que nos rodean.
A este respecto, The Cube representa un experimento interesante, señal de una sociedad que entraba en ebullición - fines de los 60, inicio de los 70, inconformismo, revolución, "haz el amor y no la guerra"...- y como todo producto coyuntural ha envejecido bastante peor que el título de Mercero, con un discurso más simplista y una estética muy reconocible. Pero el telefilm merece ser tenido en consideración, sobre todo si tenemos en cuenta que en la época en la que nos encontramos actualmente, un periodo de notable decadencia cultural -curiosamente ahora que disponemos de mayor cultura a nuestro alcance, o quizá por eso precisamente- resultaría impensable la emisión, -no digamos ya la realización- de un producto televisivo de estas características en beneficio de cualquier memez supina a las que nos tienen acostumbrados cualquiera de la cadenas mayoritarias.
Así pues, buen provecho, y disfruten ustedes con este extraño y curioso The Cube.
Fragmento de este título

No puede perdérsela: Los nostálgicos del flower power.
Abstenerse: Los que no gusten demasiado de las alegorías sociales.

Nota: No recuerdo ahora mismo de quien es este ripeo y subtítulado (baja uno tantas cosas). Si aparece el responsable por aquí, favor de indicármelo y yo gustosamente le acreditaré. El enlace directo, cortesía de la casa.
Enlace en V.O con Subtítulos:

11 comentarios:

Quimérico Inquilino dijo...

Parece que los astros se alían para que yo no tengan mucho respiro este año. Lamento el ritmo tan irregular que me veo forzado a seguir. A ver si la cosa cambia ahora que tendré -o eso parece- unas semanaitas de descanso.

Saludos

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Es usted como el Guadiana. Aparece y desaparece de la blogsfera como el rio susodicho.
Respecto a la peli creo que me da pereza el flowers ese..
Saludos!

Alimaña dijo...

Hola de nuevo Quime, espero tus entradas como agua de mayo, ya que las siguientes se van convirtiendo en aguas de junio... julio jajajaja es broma.
Me atrae mucho la pinicula no la he visto, pero la veré un poco mas adelante si resulta tan claustrofóbica... vi ayer Buried y ya he tenido mi ración para un tiempo.

Un abrazo y esperando quedo tu vuelta por El Foro

Einer dijo...

Cuando he visto el título he pensado en la de Natali. No conocía esta historia de Jim Henson, pero suena interesante. Tampoco conocía El televisor de Chicho. Me apunto ambas.

Quimérico Inquilino dijo...

Pues sí, Lorenzo, tú lo has dicho, como el Guadiana, jaja... LLevo unos meses intentando coger ritmo pero este año no hay manera, lo cual por otra parte es señal que no me falta trabajo y eso en los tiempos que corren es muy bueno.

Ali, lo bueno es que tampoco es muy larga, 53 minutos. Es más que nada una curiosidad que da para pensar hasta que punto Natali o el propio Mercero cogieron alguna que otra idea para sus respectivos trabajos.

Einer, las dos cintas son muy interesantes, me alegro habértelas descubierto.

Un saludo a ambos tres :-)

Dr. Gonzo dijo...

Por un momento he pensado que la de Natali era un remake de esta! y la verdad es que el argumento es bastante similar, aunque la de Natali poco mensaje tiene...

villalobos dijo...

Yo también pensé en Natali cuando vi el nombre de la entrada, y también me gustan "La cabina" y "El televisor", así que a descargarla se ha dicho, gracias Quimérico por comentar y subir esta rareza.

miquel zueras dijo...

Muy interesante esa faceta de el creador de la cerdita Peggy que no conocía. Gracias, Quimérico, por darnos a conocer este título que ahora mismo descargaré. Borgo.

Quimérico Inquilino dijo...

Dr. Gonzo, fuera de la premisa inicial (un hombre atrapado en un cubo por causas inexplicables) las similitudes entre esta y la de Natali son más bien escasas.

Villalobos, entonces eres de los míos y este es tu título, sin duda. Yo al menos pasé un buen rato con ella.

Querido Miquel, me alegra haberte descubierto este título, tú que nos decubres tantas y tantas anécdotas inéditas.

Espero que sea de vuestro agrado y un saludo!

Obliterator dijo...

Genial, justo me estaba viendo unos capítulos de la serie para la tv "the storyteller" de este mismo autor. Me viene de perlas seguir con otra obra de este mismo autor.

Salud!

Quimérico Inquilino dijo...

Obli, recuerdo la serie que mencionas con mucho cariño. Además tenía el aliciente de estar interpretada por grandes actores.
Esta que aquí presento no tiene nada que ver, pero desde luego sirve para profundizar en la figura de Henson.

Un saludo!