viernes, 24 de octubre de 2008

THE CREEPING TERROR (USA, 1964)

Director: Vic Savage. Intérpretes: Vic Savage (Martin Gordon), Shannon O'Neil (Brett Gordon), William Thourlby (Dr. Bradfort), John Caresio (Coronel Caldwell), Brendon Boone (Barney), Byrd Holland (Shériff), Jack King (Brown), Pierre Kopp (Bobby).

Síntomas: De regreso de su luna de miel, Martin recibe una llamada de su tío, Shériff de una pequeña localidad de California, informándole que un avión se ha estrellado en los límites del pueblo. Martin, ayudante del Shériff, se dirige con su esposa Brett al lugar dónde hipotéticamente se ha estrellado dicho avión. Pronto comprobarán que lo que ha aterrizado es un objeto mucho más letal que contiene unas criaturas con muy malas pulgas.

Diagnóstico: El que se acerca a este título sin saber nada de él pensará a medida que avanzan los créditos del inicio, que se encuentra ante uno de esos deliciosos títulos de ciencia-ficción que proliferaron tanto durante los años 50 y 60 en la filmografía norteamericana. Estos puede que tuvieran unos argumentos ingenuos, unos efectos especiales limitados, pero destilaban un encanto al que pocos se pueden resistir. Obras como "El Enigma... de otro mundo", "Ultimatum a LaTierra" (de próximo remake con Keanu Reeves), "La Guerra de los mundos" o "Invasores de Marte" son perfectos ejemplos de todo este entrañable subgénero: el de las invasiones extraterrestres.

Bien, esa ilusión terminará justamente cuando finalicen esos créditos y veamos con estupor la cantidad de despropósitos que un grupo de personas puede ofrecer por cada minuto de metraje. Aquellos sesudos críticos que todavía afirmen que "Plan 9 from outer Space" del finado Ed Wood es, a día de hoy, la peor película jamás realizada una de dos: o le tienen especial tiña al mediocre director biografiado por Tim Burton o no han visto el titulo que hoy nos ocupa. Y es que mi ya de por sí limitado verbo, no encuentra calificativos para describir semejante engendro que podría aspirar seriamente al título de peor bazofia rodada jamás en celuloide.

Comienza la película viendo aterrizar un O.V.N.I que no es sino la grabación rebobinada del despegue de un cohete. Para colmo, luego vemos que el objeto, una vez en tierra no se parece en nada a dicho cohete, sino que es un objeto metálico de forma difusa, que se encuentra semi oculto entre la maleza. De dicho objeto sale una criatura que no tiene nombre. Digamos que es una especie de gusano con muelles en la cabeza, formado por una manta y un saco al estilo de los dragones chinos. Esta criatura se mueve con tal dificultad (los tíos que estaban dentro tuvieron que pasarlas canutas en el rodaje) que las víctimas, claro, no les queda otra que esperarlo en el suelo, gritando paralizados para, a continuación lanzarse de cabeza a una abertura que tiene como boca. El rugido del monstruo es una mezcla de león con balido de elefante aunque curiosamente, mientras traga a sus victimas, el sonido es más parecido a alguien regurgitando comida, como si le dieran arcadas.

El interior de la nave parece más bien la habitación de un radio aficionado y en él hallan a otra de las criaturas aunque esta convenientemente atada no se sabe muy bien por qué. Un científico se introduce intentando sin éxito comunicarse con ellos. Resulta extraño no poder encontrar una manera de dialogar con la bestia habida cuenta que en la mayoría de los aparatos que se encuentran en la nave se observa con claridad que utilizan números arábigos.

En cuanto a los actores, decir que estos son ho-rro-ro-sos, empezando por el propio director que además interpreta a Martin y que en el momento en que su tío el shériff es atacado por uno de los monstruos reacciona igual que si alguien le hubiera pedido un pitillo. A todo esto, una voz en off va narrando todo lo que está sucediendo, incluyendo los diálogos. Sí. Apenas existen estos. Todo está, como digo, contado por un narrador impersonal que confiere al producto incluso un aire a película experimental sueca en algún que otro momento del film.

Para muestra paso a describir la escena más psicotrónica de la historia: A mitad de peli, y sin que venga a cuento, Martin se lleva a su ayudante Barney a casa donde Brett, su flamante mujercita está preparando la cena en la cocina. El narrador nos descubre que Barney guarda rencor a Brett porque piensa que le ha robado a su mejor amigo ya que ahora no pueden salir de marcha tan menudo; un dramon, vamos. Entonces, mientras Brett y Martin se ponen a magrearse junto al pobre Barney, la voz en off nos cuenta: "Este tipo de cambios entre amigos ocurren siempre en estos casos. La vida hace a los jóvenes madurar, y con el matrimonio a Martin le llegó su turno, su vida ahora era Brett, y Martin disfrutaba esa vida." Sin duda, un paréntesis trascendental que ayuda a descargar tanta tensión por el monstruo.

La película tiene algún que otro detalle sangriento (una pena que sea en blanco y negro) y se recrea en ciertas escenas coyuntulares de la época como esa larguísima escena de guateque donde aparece el monstruo con ganas de regurgitar a toda muchacha que tenga bonitas piernas y esté dispuesta a quedarse quieta mientras la oruga gigante se desplaza a un metro por hora. En fin... No merece la pena seguir describiendo más horrores.

"The creeping terror", con muy buen criterio, no llegó a estrenarse en salas nunca; su visionado podría haber provocado un motín. Sí que fue, sin embargo, emitida por una cadena USA en horario intempestivo allá por los años 70 y así se supo de la existencia de este engendro.

Para justificar tales despropósitos, los responsables de la película contaron que en realidad la producción tenía preparado un monstruo terrorífico de verdad pero la noche antes del rodaje unos desaprensivos lo robaron del estudio. Igualmente, contaron que las pistas de sonido cayeron al agua en un accidente fortuito y, ante la incapacidad de reunir de nuevo a todo el elenco (estarían saturados de otros proyectos cinematográficos) se vieron obligados a esa surrealista voz en off durante todo el metraje. Excusas baratas. Ya puestos tendrían que haber continuado con las excusas: decir, por ejemplo, que secuestraron al reparto original y tuvieron que rodar con sus familiares y vecinos, que el fotómetro se les olvidó en casa y que el cartel original se quemó mientras preparaban una barbacoa y tuvo que improvisarlo el hijo de 5 años del director. Sólo así podría justificarse uno de los mayores engendros de la historia del cine.

No puede perdérsela: ¡Uf! ¿Y a quién le recomiendo yo esto?
Abstenerse: Que narices, os jorobáis como yo y la veis todos.

video

El ataque del felpudo maldito

IMDB: Ficha de la película.
E-link: The Creeping Terror (The Crawling Monster) - Subtitulos En Español - Cutrefilms 012.avi.

10 comentarios:

mepi dijo...

Dios mio.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Claro, claro, el monstruo que tenían preparado era una maravilla pero tuvieron que usar una aberración ¿No? ¡¡Muy creible!!

Aun así, ¡¡Quiero verla!!

Saludos ;)

ATXEIN dijo...

Se que la he vsito pero no la tengo nada fresca, y claro después de tu "recomendación" cualuqiera no la hecha un vistazo...jajajaja

Saludos Quimérico¡¡

Quimerico Inquilino dijo...

jajajaj... Saludos a ambos tres!
Esta no se la recomiendo ni a mi peor enemigo. Advieto que los efectos secundarios son parecidos a la de consumir ginebra de garrafon.
Pero es que nos va la marcha XD...

ATXEIN dijo...

Y es que cuanto mas nos dicen lo mala que es una peli mas nos llama la atencion...jajajajaja Manda huevos como semos...

Pero tambien te digo una cosa, prefeiro ver algo malo a sabiendas que no ir a ver algo con buen presupeusto y que me la den doclada, algo demasiado habitual por otra aprte...

Saludosss¡¡

Dosmanos dijo...

El vídeo es para mearse xDDDD

sargento maracas dijo...

no se si hacemos bien perdiendo tiempo y cerebro con estos bodrios, pero que leches te descojonas vivo, por lo menos me ha pasado con el video, lo cual me ha animado a pincharla, y es que tampoco hay tantas pelis buenas, si sales de los hermanos marx ya nada merece demasiado la pena
¿la chica se estaba tapando con una manta mientras cantaba alguna cancion gritando?
demensial

Quimerico Inquilino dijo...

Como bien dices, Sargento Maracas, si comparamos estas cosas con algunos programas de tv con grandes audiencias, tampoco sale tan mal parado este "The Creeping Terror", jajaja...
Y sí, la película es "demensial" de principio a fin XDD
Un saludo!

Anónimo dijo...

Estaba hurgando en cine-clásico, cuando pinché un link y desemboqué, sin anestesia, en esta casa de locos. Y me lo he pasado pipa leyendo sobre filmes que mayoritariamente no he visto -y que no pienso ver- jamás. Felicitaciones a Quimérico Inquilino (esa sí era una película!). Un blog de calidad, y sumamente divertido. Que no decaiga!

Quimerico Inquilino dijo...

Muchas gracias, amigo anónimo y bienvenido. Aquí verás, no obstante, que hay para todos los gustos, incluso alguna rareza de gran calidad, no creas.

Un saludo!